El capitán del IDF Ziv Shilon tiene el orgullo de regresar a las Fuerzas de Defensa de Israel tras las lesiones sufridas el pasado año y que pusieron en riesgo su vida tras una explosión en la frontera con Gaza. No es fácil perder la mano, pero no voy a renunciar”, declaró el capitán Shilon, que continúa sirviendo valientemente al Estado de Israel.

Tras el ataque terrorista lanzado desde la frontera de Gaza, el capitán Ziv Shilon perdió el conocimiento y necesitó ser hospitalizado de urgencia. “Después de la explosión me di cuenta que mi mano izquierda se había mantenido al margen. Una enorme cantidad de sangre salió de mis dos brazos. Me las arreglé para correr y así defenderme, utilizando la mano que aun seguía pegada a mi cuerpo, así como la boca y la nariz para cargar el arma. Llegué a mi jeep, donde el médico estaba sentado, y al ver mis brazos destrozados casi se desmaya. Me dio un cabezazo duro en el pecho y me dijo que me tenia aplicar un torniquete urgentemente, porque de lo contrario moriría. Sin duda fue el medico el que me salvó la vida”.

Israel entero esta impresionado por el increible coraje del Capitán Ziv Shilon y su espíritu de lucha. De hecho, el Primer Ministro Benyamin Netanyahu visitó al capitán y le entregó un libro de cartas de su hermano Yoni Netanyahu, con una emotiva dedicatoria la cual afirmaba; “Eres un soldado admirado y todo Israel reconoce tu valor y sacrificio al proteger la tierra de Israel”.

Yoni Netanyahu fue el oficial de las FDI que fue asesinado por terroristas palestinos que mantenían como rehenes a los ciudadanos israelíes en el aeropuerto internacional de Entebbe. El capitán Ziv Shilon ha afirmado en numerosas ocasiones que  el coraje y la valentía de Yoni le han acompañado durante su vida y ha sido un referente para el. Durante su visita al hospital el pasado 30 de Octubre, el Jefe de Gabinete israelí dijo sobre el capitán Shilon que “el pueblo de Israel te quiere y te apoya. Te agradezco en nombre de todos los ciudadanos del país tu valentía [….]. Estoy conmovido por la fuerza que tienes en tu interior“,

Sin embargo, a pesar de su coraje, y tras haber perdido un brazo, fue muy difícil para el capitán Ziv Shilon decidir volver al ejército. A pesar de las dudas, afirmó que “siempre hay algo para mantener la esperanza, un pequeño foco de luz al final del túnel. Es algo que sólo se entiende en servicio de combate. Cuando estás corriendo los últimos metros de un viaje de 80 kilómetros, y ves a lo lejos la meta final uno sabe que está progresando. Lo mismo ocurre con una lesión. Es un viaje, un viaje muy largo, pero tiene solución”. Por ello para Ziv Shilon bajar los brazos nunca fue una opción y tras sólo tres meses de recuperación, el capitán sirve de nuevo para el Estado de Israel.

“Todos nosotros tenemos la obligación de participar en la construcción de la nación y todos tenemos la obligación de colaborar en la defensa de la misma”, dijo en su día el presidente de Israel, Shimon Peres. Los israelíes apoyan firmemente el derecho de las personas con discapacidad, ya sea porque carecen de una brazo, porque viven en una silla de ruedas, o porque sufren de enfermedades mentales, para servir al Estado de Israel con orgullo mediante el apoyo que necesitan para poder ayudar así a construir el país.

Por Rachel Avraham