Related:

Todo parece indicar que Al Jazeera tiene los días contados en Israel. La época de transigir con los medios de comunicación, por parte del Gobierno del Primer Ministro Netanyahu, han llegado afortunadamente, a un cambio de ciclo en las relaciones de los medios con las autoridades del Estado de Israel.

Los medios antijudíos están diseminados por todo el mundo, pero lo peligrosamente grave es que también tengan base, en el propio Estado de Israel.

La libertad de prensa, y demás libertades, no están en riesgo en Israel. El único país de Oriente dónde se respeta escrupulosamente la libertad de opinión es en Israel. La libertad de expresión es tan absolutamente respetada que hasta sus enemigos mediáticos duermen en su misma casa. El contrastado hecho de que Al Jazeera ejerza como empresa de comunicación demuestra la absoluta libertad, que gozan los ciudadanos, residentes y visitantes de Israel.

La presión a la que están sometidos el Gobierno de Israel y sus ciudadanos necesitan de una respuesta firme. Los ciudadanos de Israel tienen también, junto a su Gobierno, la responsabilidad de defender su país a todos los niveles. Los últimos acontecimientos relacionados con los llamados “arcos de detección de metales” ha puesto de manifiesto la falacia y la inducción al odio contra Israel, en los medios de comunicación a nivel internacional. ¿Hasta dónde está dispuesto a soportar el Gobierno está disfunción mediática, contra el Estado de Israel? La respuesta no se hará esperar mucho.

El tiempo del lenguaje políticamente correcto, del Presidente Netanyahu, han llegado a su límite. No cabe ni una gota más en el vaso de la paciencia de un gobierno que se enfrenta a sus enemigos, en el exterior y en el interior. La guerra mediática contra Israel es una constante que se acentúa, en la estación anual más calurosa.

Todos los años llega la serpiente de verano a los medios de comunicación también en este país, desde el cual escribo, dando por sentado que los yihadistas palestinos son muy buenos y los israelíes muy malos, en palabras coloquiales. La mayoría de los medios de comunicación, televisión, radio y prensa españoles, fomentan odio contra Israel y los judíos en general. Una costumbre adquirida a fuerza de años de sembrar el odio en nuestra sociedad, que sigue vendiendo prensa y haciendo crecer los niveles de audiencia, en los diferentes medios nacionales. Los ejemplos de los últimos días en los conocidos medios de prensa El Mundo y El País no dejan la menor duda de la línea editorial contra Israel, en sus respectivas redacciones. Una vergüenza nacional para aquellos que vemos, en estos medios, una clara discriminación antijudía.

La detestable actuación de Al Jazeera promoviendo la incitación contra los judíos, bajo el fondo del tema de los detectores de metales en el Monte del Templo, ha quedado en evidencia y sienta un preocupante precedente, por su difamación y falta de rigor informativo. Mantener este enemigo mediático en casa es brutalmente peligroso, para todo Israel. La licencia empresarial debe ser retirada a un grupo del sector mediático que promueve el odio racial y religioso, contra los judíos en general y su Gobierno.

No podemos cerrar los ojos ante la amañada y malévola información, que vierte el medio de referencia contra Israel. Lo que debemos cerrar son los ojos informativos, de esta red antijudía en Israel. Recordemos que “Al Jazeera posee cerca de ochenta oficinas en todo el mundo y transmite en varios idiomas” por tanto su nivel de dañina influencia es muy elevada. La incitación a la violencia, que promueve el mencionado medio, es un asunto que está socavando la verdadera actuación de Israel frente a la crisis de los “arcos de metales”.

Un último apunte en las palabras de Avigdor Liberman, Ministro de Defensa, quién declaró que Al Jazeera debería cerrarse. “No hay razón para que continúe transmitiendo desde Israel, no es un medio de comunicación, es un órgano de propaganda”. Un órgano de propaganda que sigue incitando al odio, y por tanto al asesinato, de judíos en todo el mundo.

Israel y su Gobierno deben tener la mano firme, y la acertada decisión, de erradicar del país a un medio de comunicación yihadista que pretende destruir a Israel y “echar los judíos al mar”. El lenguaje políticamente correcto no está en contradicción, con la firmeza que se debe tratar a los enemigos de Israel. Los propios países árabes han denunciado la actuación perversa de Al Jazeera. Con todo los únicos que harán algo más que levantar la voz será el Estado de Israel. El Cielo otorgue la victoria a Israel frente a sus enemigos mediáticos se llamen cómo se llamen y estén donde estén ¡Así sea!

Por: José Ignacio Rodríguez, colaborador especial de Unidos con Israel

shutterstock_196518893

¡Suscríbete al mejor boletín de noticias sobre Israel en español!

United with Israel publica historias como esta todos los días. Creemos que nuestro trabajo permite tener una visión más equilibrada de Israel. Con tanta parcialidad de los medios anti-Israelíes, necesitamos ser cada día más fuertes para poder hacer frente a tanta propaganda al servicio del terrorismo palestino. ¡SUSCRÍBETE!

Es tu momento.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para asegurarte de que estás obteniendo las mejores y más recientes historias de United with Israel. Juntos podemos hacer la diferencia y ganar la guerra de los medios.

HAZ CLIC AQUÍ PARA SUSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN GRATUITO

Donate to Israel