Un niño judío de 4 años de edad, fue golpeado en el suburbio de Auckland de Nueva Zelanda por un grupo de hombres mientras caminaba a casa de regreso de su jardín preescolar. Los medios locales ya lo califican un «crimen de odio».

De acuerdo con un informe publicado por The New Zealand Herald, el niño quedó traumatizado después de ser atacado por un hombre que lo golpeó duro en la parte superior de la cabeza delante de su madre, su hermano y un amigo.

Según informes policiales, el atacante era un hombre de unos 20 años con apariencia de ser de Oriente Medio, y según los testigos, se echó a reír cuando salía de la escena con sus otros cuatro compañeros.

El ataque es un claro crimen de odio por motivos raciales ya que el niño y su familia tenían vestimenta judía ultraortodoxa. La policía está ahora trabajando para arrestar al responsable del hecho.

Stephen Goodman, presidente del Consejo Judío de Nueva Zelanda, declaró: «una pequeña comunidad judía vive aquí, bien integrada, contribuye a la sociedad en general, y ha estado en paz excepcional desde los primeros días de la colonización de Nueva Zelanda. Es realmente muy preocupante que las cosas se hayan perturbado de esta manera. Este comportamiento es totalmente inaceptable e intolerable en Nueva Zelanda».

Fuente: Aurora