La principal red social de publicación de vídeos online, YouTube, anunció recientemente un cambio en sus políticas de la eliminación de vídeos debido a discurso de odio.

Según la nueva política, YouTube comenzará a eliminar vídeos que niegan el Holocausto, así como otros importantes eventos de la historia.

Además, la nueva medida pretende también prohibir la publicación de vídeos que glorifiquen al nazismo o que pertenezcan a grupos extremistas de supremacía blanca.

Ya en el año 2017 Google, quien controla la plataforma de YouTube, anunció que limitaría de forma significativa las actividades en vídeos relacionados con discurso de odio prohibiendo por ejemplo compartir el vídeo o hacer comentarios sobre el mismo. De esta forma, según la compañía, lograron reducir en 80% el alcance de estos vídeos.

Sin embargo, esta nueva medida busca fortalecer aún más la lucha contra el discurso de odio online.

La compañía anunció que prohibirían vídeos en los que se argumente que “un grupo particular es superior para así justificar discriminación, segregación o exclusión basado en cualidades como edad, género, raza, casta, religión y orientación sexual”.

En el mismo comunicado detallaron que “esto incluirá por ejemplo vídeos que promueven o glorifican la ideología nazi”. Asimismo anunciaron que removerán “contenido que niega la existencia de hechos violentos bien documentados como el Holocausto o el tiroteo en la escuela Sandy Hook”.