En el tiempo de Janucá celebramos aquellos acontecimientos que se perciben por los sentidos naturales y otros que exclusivamente se pueden percibir por el “sentido” de la espiritualidad. ¡Que maravilloso artículo!