(Bernd von Jutrczenka/dpa via AP, Pool) (Bernd von Jutrczenka/dpa via AP, Pool)

«Una persona que tiene un problema con que una bandera israelí que se iza en nuestra institución debe buscar un nuevo trabajo», dijo el director ejecutivo de Axel Springer.

Por United With Israel

Cuando algunos empleados de la editorial digital más grande de Europa se quejaron de que una bandera israelí ondeaba en solidaridad con el Estado judío fuera de la sede de la empresa, el director ejecutivo respondió con un mensaje directo a todo el personal.

«Creo, y soy muy franco con usted, una persona que tiene un problema con una bandera israelí que se iza durante una semana aquí, después de tantas manifestaciones antisemitas, debería buscar un nuevo trabajo», dijo Mathias Doepfner, director ejecutivo de Axel Springer a sus 16.000 empleados en todo el mundo en una videoconferencia.

La editorial con sede en Berlín es la más grande de Europa y posee importantes revistas y sitios web como Bild, Die Welt, Business Insider y Politico Europe.

La compañía izó la bandera fuera de su sede tras el aumento del antisemitismo alemán durante la reciente guerra de 11 días de Israel con Hamas. Las protestas pro palestinas en Berlín, Frankfurt, Leipzig y otras ciudades alemanas incluyeron cánticos antisemitas y la quema de banderas israelíes. En la ciudad de Gelsenkirchen, manifestantes que corearon consignas antisemitas marcharon desde la estación de tren hacia una sinagoga antes de ser dispersados ​​por la policía.

La situación llegó a un punto en el que el embajador de Israel en Alemania, Jeremy Issacharoff, pidió a las autoridades alemanas «que hicieran todo lo posible para garantizar la seguridad de nuestra comunidad aquí». Se estima que 250.000 judíos viven en Alemania.

“Después de estas semanas de terribles manifestaciones antisemitas, en la sede de nuestro edificio dijimos junto a la bandera europea, y la bandera alemana, [y] la bandera de Berlín, pondremos durante una semana la bandera israelí como un gesto de solidaridad”. dijo Doepfner. «No aceptamos este tipo de movimientos antisemitas agresivos».

Al abordar la retroalimentación de que algunos empleados no se sentían cómodos trabajando para una empresa que enarbolaba una bandera israelí, Doepfner dijo: «Entonces, creo que ese también es un buen punto … Esta persona no encaja con la empresa y sus valores. Es muy simple».

Donate to Israel