Desde el 30 de marzo, miles de palestinos se han reunido a lo largo de la valla de seguridad de Israel-Gaza para participar en lo que ellos llaman la «Grandiosa Marcha del Retorno».

La realidad fue todo menos grandiosa. Los violentos disturbios han incluido volar cometas encendidas para quemar campos israelíes, arrojar y colocar explosivos para dañar a los israelíes y quemar neumáticos para crear una cortina de humo bajo la cual los manifestantes podrían infiltrarse en Israel y llevar a cabo ataques terroristas. Ese era su objetivo final.

La violencia aumentó el 14 de mayo, aniversario del día en que se estableció el Estado de Israel, día que los palestinos llaman «Nakba» o el día de la «catástrofe». El día incluyó más disturbios violentos e intentos de infiltración. Los soldados de las FDI hicieron lo necesario para cumplir su misión de defender y proteger a los civiles israelíes y respondieron a las amenazas violentas con medios no letales de dispersión de disturbios y fuego de acuerdo con las reglas de enfrentamiento.

Hamás y la Jihad Islámica Palestina, ambas organizaciones terroristas con base en la franja de Gaza, comenzaron a lanzar cohetes contra Israel el 28 de mayo y continúan haciéndolo hasta el día de hoy. En menos de una semana, las organizaciones terroristas con base en Gaza lanzaron más de 100 cohetes contra Israel, poniendo en peligro la vida de miles de civiles. Uno de los cohetes cayó en un jardín de infantes y otro en un hogar civil. Afortunadamente, ningún israelí murió o resultó herido como resultado del ataque.

El primer fin de semana de junio estuvo marcado por la violencia, ya que se desataron disturbios y continuaron los lanzamientos de cohetes, lo que obligó a los civiles israelíes a correr hacia sus refugios.

Protestas a lo largo de la franja de seguridad el 1 de junio de 2018

El 1 de junio, los manifestantes quemaron neumáticos e intentaron dañar la infraestructura de seguridad, pero eso fue solo el comienzo. Ese mismo día, los sospechosos dispararon contra un vehículo de las FDI y los manifestantes colocaron explosivos en el cruce Karni en un intento de herir a los soldados de las FDI. Estos actos en sí mismos serían inaceptables, pero lo que siguió el 2 de junio los hizo aún peores.

Terroristas colocando una granada en el Cruce Karni

La mañana del sábado 2 de junio, un terrorista intenta cometer un ataque con un vehículo cerca de Hebrón. El asaltante intentó atropellar y matar a civiles israelíes y tropas de las FDI con su vehículo. Afortunadamente para ellos, un soldado israelí estaba en un tejado cercano, y habiendo visto el intento de ataque, actuó rápidamente, salvando a los civiles y a las tropas. En respuesta a la amenaza inmediata, el soldado en la azotea disparó y mató al terrorista. Mientras todo esto sucedía, los disturbios a lo largo de la valla continuaron, pero esta vez incluyeron bombas incendiarias, granadas, explosivos y más.

Esa misma mañana, los manifestantes intentaron infiltrarse en Israel a través de la valla de seguridad de Israel-Gaza, pero las tropas de las FDI no solo fueron capaces de identificar el peligro, sino que también lo detuvieron justo a tiempo. Las tropas respondieron al peligro y operaron de acuerdo con las reglas de enfrentamiento.

Para rematar toda esta violencia, los terroristas en la Franja de Gaza continuaron lanzando cohetes hacia Israel. Las FDI tuvieron que actuar en respuesta al terror continuo y demostrar que la violencia contra los israelíes no sería tolerada. En este espíritu, y en respuesta al continuo terrorismo, los aviones de combate de la FAI llevaron a cabo múltiples ataques contra los objetivos terroristas pertenecientes a Hamás en la Franja de Gaza.

Los eventos de este fin de semana representan la determinación de Hamás de convertir el área de la valla de seguridad en una zona de guerra y su deseo de dañar a los civiles israelíes sin importar el costo. En última instancia, Hamás, como órgano rector de la Franja de Gaza, debe tomar la decisión de invertir en su pueblo o dañar a los israelíes. Por ahora, está claro que Hamás pone sus objetivos basados ​​en el terror por delante de sus civiles.

“Si recibimos calma, devolveremos calma pero si recibimos terrorismo responderemos con firmeza”, dijo el Jefe de la Dirección de Prensa Internacional y Redes Sociales, el teniente coronel Jonathan Conricus, mientras visitaba la casa civil que fue alcanzada por un cohete. Las FDI continuarán respondiendo a la violencia de acuerdo con las reglas de enfrentamiento y continuarán responsabilizando a la organización terrorista Hamás por toda la violencia que emana de la Franja de Gaza, sobre y bajo tierra, en el aire y en el mar.

Fuente: Blog IDF

Donate to Israel