Dr. Itai Emir, doctor en el centro médico Mayanei Hayeshua en el área de Tel Aviv ha descubierto una nueva cepa de la bacteria.

Israeli doctor discovers new bacteria

Dr. Itai Amir (Photo: Mayanei Hayeshua)

El Dr. Itai Emir, del centro médico Mayanei Hayeshua en Bnei Brak, en las afueras de Tel Aviv, descubrió inesperadamente una nueva cepa de la bacteria. El descubrimiento sorpresa llegó cuando estaba estudiando la cultura de la sangre de un paciente.

Amir, de 34 años, estaba poniendo a prueba la sangre de un paciente de edad avanzada cuando notó algo inusual.

“En la cultura de la sangre, se encontró que esta bacteria no era del tipo que conocemos”, dijo Amir, médico de la microbiología.

“Hicimos un análisis molecular y descubrimos que se trata de una nueva bacteria”, continuó. La bacteria fue enviada a Estados Unidos para que se confirmaran las pruebas, y cuatro meses después, la respuesta llegó: la bacteria era, en efecto, una nueva variedad.

Los expertos de Mayanei Hayeshua explicaron que la nueva bacteria ayuda a la digestión.

“Esto tiene una enorme importancia científica”, dijo la Dra. Adina Bar-Chaim, y agregó que “la investigación médica descubrirá su importancia clínica para los seres humanos”.

Amir dijo que el descubrimiento de una nueva forma de la bacteria era “un sueño hecho realidad”.

“No todos los días se descubren nuevas bacterias en un laboratorio clínico”.

Amir agradeció a la dirección del hospital por apoyar la investigación sobre el nuevo hallazgo.

La bacteria ha sido nombrada Eisenbergiella Tayi, en memoria del Dr. Phillip Eisenberg, un microbiólogo judío que fue asesinado en el Holocausto, y el Dr. Warren Tay, descubridor de Tay-Sachs, una enfermedad genética mortal que es particularmente frecuente entre los judíos de ascendencia europea.

Generalmente, los médicos se refieren a las bacterias por sus iniciales, y las iniciales de las nuevas bacterias serán E-Tay, que en breve sonará justo como el primer nombre de Amir.

“Es una práctica generalizada el hecho de conmemorar bacteriólogos nombrando bacterias para ellos”, explicó Amir. “Cuando se buscaba un nombre, me puse a buscar científicos que murieron en el Holocausto, con el fin de conmemorarlos a ellos”.

Este artículo se publicó en Israel National News .
Fecha: 17 de febrero 2014