(Tinxi/Shutterstock) (Tinxi/Shutterstock)
Anti Israel BDS

Otra derrota del BDS en un tribunal español, que dictaminó que una resolución pro-boicot es discriminatoria e ilegal. 

Por: Unidos con Israel

Un tribunal español en la provincia de Alicante dictaminó el miércoles que la adopción de un boicot antiisraelí por un municipio local era ilegal y violaba las leyes antidiscriminatorias, lo que supuso un golpe legal significativo para el movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) en España.

El Concejo Municipal de Pedreguer aprobó una resolución en junio comprometiendo el apoyo de la ciudad para el «Boicot, Desinversión y Sanciones» contra el Estado de Israel. La política del Consejo intentó impedir que las empresas o individuos que hacen negocios en Israel o con israelíes pujen por contratos de adquisiciones públicas en Pedreguer.

La sentencia es «un golpe histórico» para una estrategia recientemente adoptada por el movimiento BDS en España, dijo un portavoz del Proyecto Lawfare, el demandante.

En una reciente conferencia organizada por BDS en España, el movimiento se jactó de que los boicots, presuntamente en cumplimiento de los derechos humanos, serían inapelables en los tribunales y que los ayuntamientos tendrían derecho a vincular las adquisiciones públicas de bienes y servicios con presuntas violaciones del derecho internacional.

«De hecho, ocurre todo lo contrario, y el tribunal consideró que el boicot era ilegal«, dijeron desde el Proyecto Lawfare.

El Proyecto Lawfare está compuesto por un grupo de expertos legales y un fondo de litigios que presenta casos contra la discriminación antijudía y antiisraelí en todo el mundo.

El tribunal emitió un mandamiento judicial interino contra el boicot antiisraelí de Pedreguer en agosto antes de llegar a su decisión final, en la que declaraba el boicot como ilegal ya que infringía los derechos civiles de las personas y las empresas afectadas.

El fallo agregó que incluso si los derechos humanos se adoptaran como criterios en las licitaciones públicas, el hecho de que el Consejo citará a un solo país, el Estado de Israel, hizo su política discriminatoria, inconstitucional e ilegal.

«La sentencia no solo desacredita el razonamiento jurídico de la última estrategia de boicot, sino que también pone en duda la legalidad de los planes de los activistas antiisraelíes de utilizar las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, notoriamente sesgado y desacreditado, como base para la formulación de políticas», declaró el Proyecto Lawfare.

Solo en los últimos 10 meses, el Proyecto Lawfare ha asegurado unos 20 recursos judiciales y decisiones judiciales favorables, estableciendo una doctrina jurídica española contra los boicots de las empresas transnacionales supuestamente instituidas para cumplir con el derecho internacional y los mandatos de derechos humanos.

Donate to Israel