Issam Rimawi/Flash90 Issam Rimawi/Flash90
Jibril Rajoub

Duro castigo para Jibril Rajoub, quien lideró una extensa campaña de hostigamiento contra Lionel Messi.

Por United with Israel y AP

La Corte de Arbitraje Deportivo rechazó una apelación del jefe del fútbol palestino contra el castigo impuesto por parte de la FIFA, el organismo internacional que rige el fútbol, ​​por «incitar al odio y la violencia» hacia Lionel Messi.

CAS dice que su jurado decidió que las sanciones de la FIFA contra el presidente de la federación de fútbol palestina, Jibril Rajoub, que consistieron en la prohibición de asistir a un estadio de fútbol durante un año y una multa de 20,000 francos suizos ($ 20,250), «no fueron desproporcionadas».

La prohibición de Rajoub expira el próximo mes, antes del primer partido de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA 2022 del equipo nacional en casa ante Uzbekistán el 5 de septiembre.

Los comentarios de Rajoub se hicieron cuando Argentina iba a jugar un partido amistoso en Israel antes del Mundial del 2018.

Rajoub instó a los fanáticos a quemar camisetas argentinas con el nombre de Messi y fotos de la estrella de Barcelona.

La federación de fútbol de Israel presentó una queja ante la FIFA y canceló su juego de Argentina.

Rajoub había acusado que la FIFA tomó su decisión basándose en una queja de «un israelí de derechas que vive en un asentamiento ilegal en [Judea y Samaria]».

El castigo supuso un duro mazazo para Rajoub, quien durante mucho tiempo presionó a la FIFA para que sancionara a Israel por lo que, según él, era una restricción del movimiento de jugadores palestinos.

Israel ha rechazado este argumento, al considerarlo como un intento de politizar los deportes.

Los palestinos han  utilizado la FIFA en varias ocasiones en los últimos años como una plataforma para atacar a Israel.

Rajoub, quien  cumplió condena en una prisión israelí por actos de terrorismo, es la fuerza impulsora detrás de la batalla palestina contra Israel en el mundo de los deportes.

«Cualquier actividad de normalización en los deportes con el enemigo sionista es un crimen de lesa humanidad», declaró Rajoub en 2014.

Donate to Israel