(Yonatan Sindel/Flash90) (Yonatan Sindel/Flash90)
Palestinian terror attack

Los titulares suavizados, políticamente correctos suelen atraer a más lectores ávidos de buenas noticias.

Qué maravilloso sería que todo el mundo fuera de color rosa. Un mundo idílico en el cual no hubiera violencia, terrorismo y muerte, pero eso no existe, ni existirá ¿Pesimista? No en absoluto más bien un atópico realista del corazón humano. Lo he dicho otras veces no soy pacifista sino pacífico, que es muy diferente, aunque tengan la misma raíz gramatical. Los pacifistas queman mobiliario público, apedrean a la policía y rompen escaparates, por citar solo algunos ejemplos. No definitivamente no soy pacifista y por tanto debo sentir y actuar en consecuencia a mis principios éticos, morales y espirituales.

Los pacifistas, biempensantes de lo abstracto e imposible, juegan con los conceptos torciéndolos, para su propio beneficio. En otras palabras, para llevar el agua a su propio molino. La mentalidad pacífico-progresista, un concepto totalmente tergiversado, no deja ver la gravedad de lo que está ocurriendo con la mal llamada Autoridad Nacional Palestina. El mencionado grupo delictivo internacional, conocido por las siglas ANP, gestiona un presupuesto millonario en el mercado financiero de acciones ensangrentadas. Un mercado de invalores sustentado por la comunidad internacional, representada por la ONU, que le surte de millonarias cantidades de dólares.

El Ministro de Defensa de Israel Avigdor Lieberman denunció que “La Autoridad Palestina paga a los terroristas y sus familias más de mil millones de shekels anuales, fomentando y perpetuando el terrorismo” ¿Cómo definiríamos estas acciones? ¿Ayuda humanitaria? ¿Fomento de la cultura árabe-palestina? Las palabras deben definir los conceptos con toda claridad. Al pan se le llama pan y al vino, vino. El agua clara y el chocolate espeso. No hay otra forma de verlo, ni de decirlo. La ANP es un grupo, de características mafiosas, que está gestionando las acciones ensangrentadas con sangre judía, valga la redundancia, pagando sueldos a los terroristas y sus familias.

Los niños árabes-palestinos son adoctrinados en el odio a los judíos. Una perspectiva de futuro que les permitirá ingresar en el mercado financiero de la muerte. Unos niños que crecen deseando asesinar a judíos y norteamericanos. Una aspiración inducida por los “padrinos” de la ANP, para que los niños y sus familias compren las acciones ensangrentadas. El futuro palestino es ser rico en asesinatos de judíos. Las familias palestinas crían a sus hijos para que de mayores sean mafiosos, terroristas y asesinos, valga otra vez la triple redundancia. Las estadísticas de las familias palestinas que no actúan de esa manera no existen. El sistema mafioso de información de la ANP, dirigido por los ayatolas iraníes, está cercenando toda disidencia en la población palestina, que se ve incapáz de levantar la voz. Una disidencia palestina que si existe, es totalmente clandestina.

Los millones de dólares que gestiona, insisto mafiosamente, la ANP está desangrando a la comunidad judía dejando regueros de sangre por las calles de Israel. El antepenúltimo asesinato del rabino Raziel Shevach cerca de Havat Gilad en Samaria, en el norte de la llamada Cisjordania, es un caso más de los muchos que se siguen produciendo con la subvención directa de la ANP bajo la supervisión de su presidente Mahmud Abás.

La comunidad internacional solo acusa a Israel y sus amigos, hablando de asentamientos ilegales, ocupación, racismo, limpieza étnica y otras inquisidoras acusaciones contra los judíos. Una sociedad israelí que ve como su sangre es derramada y que sus asesinos reciben sueldos vitalicios por matar judíos. La malsonante contención que se le exige a Israel debe exigírsela a la ANP que sigue pagando esos ya mencionados sueldos a mafiosos asesinos ¿Hasta cuándo seguirá invirtiendo en acciones ensangrentadas la comunidad internacional? Las conciencias cauterizadas son muy difíciles de incomodar, pero es nuestro trabajo incomodar las conciencias ¡Levanta tu voz y defiende la vida del Pueblo de Israel, su Capital Jerusalem y el honor de una nación Cabeza de Naciones!

Por José Ignacio Rodríguez, colaborador de Unidos con Israel

Donate to Israel

Do You Love Israel? Make a Donation - Show Your Support!

Donate to vital charities that help protect Israeli citizens and inspire millions around the world to support Israel too!

Now more than ever, Israel needs your help to fight and win the war -- including on the battlefield of public opinion.

Antisemitism, anti-Israel bias and boycotts are out of control. Israel's enemies are inciting terror and violence against innocent Israelis and Jews around the world. Help us fight back!

STAND WTH ISRAEL - MAKE A DONATION TODAY!

Donate to Israel