El ministro de Inteligencia israelí, Eli Cohen (izq.), firma un memorando de entendimiento con el ministro de Defensa de Sudán, Yassin Ibrahim Yassin. (Ministerio de Inteligencia) (Ministerio de Inteligencia)

Sudán ha luchado anteriormente junto a los estados árabes contra Israel y ha ayudado a transferir armas a la organización terrorista Hamas en la Franja de Gaza desde Irán.

Por Aryeh Savir, TPS

El ministro de Inteligencia de Israel, Eli Cohen, realizó el lunes una visita histórica a Jartum como jefe de una delegación conjunta del Ministerio de Inteligencia y el Consejo de Seguridad Nacional, enviado por el primer ministro Benjamin Netanyahu semanas después de que Sudán se uniera a los Acuerdos de Abraham.

Cohen se reunió con el presidente sudanés, Abdel Fattah al-Burhan, el ministro de Defensa, Yassin Ibrahim, y otros altos miembros del gobierno sudanés.

La delegación, que regresó a Israel poco antes del cierre del aeropuerto Ben Gurion, incluía jefes de divisiones en el Ministerio de Inteligencia y el Consejo de Seguridad Nacional y funcionarios de otros ministerios gubernamentales que asistieron a reuniones de trabajo con sus homólogos sudaneses.

Las conversaciones abordaron una variedad de cuestiones diplomáticas, de seguridad y económicas y, por primera vez, se firmó un Memorando de Entendimiento entre el Ministro de Defensa de Sudán y el Ministro de Inteligencia.

Las partes «discutieron la estabilidad de la seguridad regional, tan esencial para el desarrollo económico, y las partes profundizarán la cooperación en materia de inteligencia», dijo un comunicado del gobierno israelí.

También surgió la posibilidad de que Israel se uniera al Consejo del Mar Rojo, en el que Egipto y Arabia Saudita son miembros.

El Consejo, establecido por Arabia Saudita en mayo de 2020, incluye ocho países árabes y africanos que bordean el Mar Rojo y el Golfo de Adén. El Consejo se centró en el desarrollo de la cooperación entre los países ribereños del Mar Rojo para reforzar la seguridad y la estabilidad de la región.

En el campo económico, los miembros de la delegación israelí plantearon una serie de posibles proyectos económicos conjuntos, en diversas amterias (agua, agricultura, energías renovables, salud y aviación).

La colaboración se centró en la posibilidad de que las empresas israelíes establezcan proyectos de infraestructura, incluidas instalaciones de desalinización y energía renovable, capacitándose principalmente en los campos de la agricultura y promoviendo delegaciones comerciales de empresas israelíes para desarrollar estos campos.

Los sudaneses también discutieron su progreso para derogar la ley de boicot del país contra Israel y enmendar la ley que impone el encarcelamiento de los inmigrantes sudaneses, incluidos los de Israel, que regresan a Sudán.

También se llegó a un acuerdo para que una delegación de Sudán visite Israel, así como delegaciones empresariales que promoverán la inversión y el comercio entre los dos países.

El ministro de Inteligencia, Eli Cohen, declaró que está “seguro de que esta visita sentó las bases para muchas colaboraciones importantes, que ayudarán tanto a Israel como a Sudán, y a la estabilidad de la seguridad en la región, y profundizarán nuestros lazos con África y conducirán a nuevos acuerdos con países en la región.»

“La corta distancia geográfica entre los países aumenta la importancia de seguridad del acuerdo y el potencial económico”, agregó.

Sudán es el tercer país más grande de África con alrededor de 40 millones de ciudadanos y está estratégicamente ubicado a orillas del Mar Rojo. Sudán ha luchado anteriormente junto a los estados árabes contra Israel y ha ayudado a transferir armas a la organización terrorista Hamas en la Franja de Gaza desde Irán.

«Las relaciones con Sudán pusieron fin a 70 años de hostilidad», señaló la declaración de Cohen.

Sudán firmó los Acuerdos de Abraham a principios de este mes después de que Israel y Sudán anunciaran la normalización de los lazos en octubre de 2020. El establecimiento de relaciones formales entre los países tiene un gran potencial para ambos en una variedad de áreas que incluyen seguridad, economía, energía, agricultura y agua.

La paz de Israel con Sudán se anunció poco más de un mes después de que Israel, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin firmaran un histórico acuerdo de paz en la Casa Blanca el 15 de septiembre, el primer acuerdo firmado entre Israel y un país árabe en 25 años. .

Los Emiratos Árabes Unidos fue el primer estado árabe importante en reconocer a Israel desde que se firmó el Tratado de Paz Israel-Jordania en octubre de 1994.

Anunciado el 13 de agosto, el Acuerdo de Abraham es el primero entre un estado del Golfo e Israel y se espera que conduzca a acuerdos similares con otros países árabes, posiblemente Omán o Arabia Saudita.

Marruecos se unió a los Acuerdos de Abraham en diciembre.

Donate to Israel