La revista satírica española El Jueves será denunciada por la comunidad judía debido a una publicación con un fuerte contenido antisemita. Entre otras cosas, en el dibujo aparece un soldado israelí orinando sobre la cara de un palestino.

El presidente de la comunidad judía en España, David Hatchwell, señaló que se trata de una acción «totalmente indignante» y prometió «buscar medidas legales». «Me llamaron del Jerusalem Post para preguntarme sobre estas viñetas con enormes críticas infundadas y con hechos tergiversados en contra de los judíos y del Estado de Israel», reveló.

El dirigente comunitario explicó que la publicación «contiene insultos a la religión, a los fieles y a los textos judíos». En la viñeta, realizada por el ilustrador Julio A. Serrano, el soldado israelí está de pie y orina sobre la cara de un palestino mientras afirma: «¡¡Tú no lo entiendes, palestino!! Mis abuelos estuvieron en un campo de concentración». Mientras tanto, el palestino aparece tendido en el suelo con el rostro golpeado y protesta: «¡¡Pero Oiga!! ¿Y qué culpa tengo yo?».

Los dibujos aparecen enmarcados en la sección Desechos Históricos en la que se realiza una sátira sobre el pasado y las costumbres de distintos pueblos o culturas bajo el lema «Hermosas historias 100% reales». En este apartado aparecen un conjunto de viñetas compuestas por un bocadillo en amarillo y una escena entre dos personajes. Mientras que el recuadro amarillo resalta un hecho pasado o presente, la escena con los personajes representa una ficción inspirada por el texto arriba destacado. En el último número de El Jueves, publicado el 10 de febrero, esta sección trata sobre el Estado de Israel y el autor se centra en las costumbres y leyes judías.

La comunidad judía se ha sentido especialmente ofendida por otra viñeta de la misma historia en la que aparece un sonriente rabino sosteniendo una Torá. «Y aquí está la considerada primera Constitución de Israel, guardada con celo en el museo de Israel: una Torá forrada con la piel de mis santos cojones», reza la viñeta. «El Jueves tiene todo el derecho del mundo a publicar lo que quiera pero aquí va más allá. Pasa al insulto y la injuría y atenta a nuestro derecho a la dignidad», señaló el dirigente comunitario.

Más allá de las acciones que aparecen en las viñetas, Hatchwell reconoce sentirse especialmente molesto porque los dibujos «tienen componentes de antisemitismo comunes a los que los nazis describían a los judíos: con las narices picudas y con los dientes como un vampiro y esto supone pasar una serie de extremos que ya no lo hacen aceptable».

El autor se defiendePor su parte, el autor de las viñetas, Julio A. Serrano se defiende señalando que todas sus ilustraciones cuentan con una estética común. «Yo dibujo siempre así. Todos mis dibujos tienen dientes de vampiro. Respecto a la forma de dibujar a un judío siempre lo haces con la nariz de esa manera. Es lo mismo que dibujar a un griego con nariz de griego o a un banquero con chistera y puro», aseguró. «No se trata de un ataque concreto hacia los judíos. Ataca a las leyes del estado de Israel. En otros casos, he defendido a los judíos. Por ejemplo, con temas relacionados con el holocausto», afirmó Serrano. «Sin embargo, los humoristas que hacemos crítica social no nos podemos callar ante injusticias como las que ocurren en ese Estado», señaló.

Hatchwell adelantó que el asunto encuentra en manos de sus abogados. «Vamos a analizar todos los recursos legales para que no se produzcan ataques o injurias. El asunto se encuentra en manos de nuestros abogados. Son ellos los que tienen que manejar los tiempos frente a este ataque injustificado y fuera de lugar. No vamos a tolerar lo que ha sucedido».

Supuestamente, El Jueves es una revista de humor, pero estas páginas están dentro de la sección «DesHechos Históricos» que según su propio subtítulo cuenta, «Hermosas historias 100% reales», es decir, que se pretende que lo que se cuenta son hechos, aunque luego se envuelva en una presentación satírica.

Pero muy lejos de describir hechos reales, la presentación que hace El Jueves de la realidad israelí se basa entre otras cosas en una serie de groseras mentiras, por ejemplo, asegura que como Israel «no tiene constitución», la Torah es la «única ley» que rige en el Estado judío. Lo cierto es que Israel no es el único país del mundo que no tiene un texto constitucional como tal, es algo que ocurre también, por ejemplo, en el Reino Unido, un país al que nadie acusaría de falta de democracia –Israel es la única de Medio Oriente, que incluso está repleta de funcionarios musulmanes y árabes- ni del que diría que la Biblia es su única ley.

Las diferentes viñetas no sólo demuestran una evidente mala fe, sino también un altísimo grado de ignorancia. Por ejemplo, en una de ellas se reproduce un supuesto «control de circuncisión» hecho por el ejército para encontrar a árabes, pero olvida un detalle como que la mayoría de comunidades musulmanas del mundo también practican la circuncisión.

No obstante, lo peor del panfleto es la representación gráfica que se hace de los ciudadanos israelíes ya que o son soldados o son judíos ortodoxos que aparecen con todos los símbolos externos de tal condición: barba larga, pelo rizado y bucles que caen desde la sien, sombrero o kipá y, por supuesto, nariz aguileña, en la peor tradición española del antisemitismo, la de «la nariz sayón y escriba» de Quevedo.

En este sentido, se cumple también otro de los tradicionales temas del peor antisemitismo español: la de representar a los judíos como el pueblo que mató a Jesucristo. En esta ocasión aparece golpeado visiblemente y con un soldado que sigue amenazándolo. Lo que ya es grotesco es que, además, se presenta a Cristo como palestino, o al menos en un contexto –un check point- en el que «los soldados hacen lo que les da la gana a los palestinos».

Tampoco se olvida de otro de los tópicos el antisemitismo, la banalización del Holocausto y el acusar a Israel de hacerle a otros lo que sufrió la población judía de Europa bajo el nazismo: «Israel es como el niño que veía con horror como su padre pegaba a su madre y ahora, ya de adulto, zurra a su mujer también». Como ven, tampoco se pierde la oportunidad de relacionar a todo un país con la violencia de género. La viñeta, además, se adorna con un soldado orinando sobre el rostro de un palestino.

No es la primera vez que El Jueves, una revista que ha reconocido que no hacen ningún tipo de humor sobre el islam por miedo, publica contenido que más allá de la crítica legítima, puede ser considerado antisemita. Hace algún tiempo, por ejemplo, dedicaba una portada Ariel Sharon recurriendo a los métodos propios del peor antisemitismo: la animalización y el uso de cruces gamadas. Y además lo hizo en portada.

Fuente: Libertad Digital / Radio Jai

shutterstock_196518893

¡Suscríbete al mejor boletín de noticias sobre Israel en español!

United with Israel publica historias como esta todos los días. Creemos que nuestro trabajo permite tener una visión más equilibrada de Israel. Con tanta parcialidad de los medios anti-Israelíes, necesitamos ser cada día más fuertes para poder hacer frente a tanta propaganda al servicio del terrorismo palestino. ¡SUSCRÍBETE!

Es tu momento.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para asegurarte de que estás obteniendo las mejores y más recientes historias de United with Israel. Juntos podemos hacer la diferencia y ganar la guerra de los medios.

HAZ CLIC AQUÍ PARA SUSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN GRATUITO

Donate to Israel