Trasladar la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a Jerusalén es “un gran paso hacia la paz regional”, declaró el ministro Naftali Bennett.

Los palestinos han amenazado con “tres días de furia” por la decisión del presidente Donald Trump de trasladar la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a Jerusalem.

Las fuerzas policiales de Jerusalem han reforzado la seguridad y las embajadas de Estados Unidos en todo el mundo están en alerta máxima. El Departamento de Estado emitió una alerta de viaje a los empleados de la embajada en Tel Aviv y a sus familias, indicándoles que eviten visitar Judea, Samaria y la Ciudad Vieja de Jerusalem.

A pesar de cualquier desarrollo a corto plazo que pueda ocurrir, el ministro de Educación y Asuntos de la Diáspora de Israel, hablando en la conferencia anual Jerusalem Post , dice que “a largo plazo”, mover la embajada promoverá la paz regional.

¿A quién pertenece esta victoria? Escucha la respuesta de Bennett.






Donate to Israel