(Foto: UWI) (Foto: UWI)

De acuerdo al informe publicado por el Instituto de Supervisión de la Paz y la Tolerancia Cultural en la Educación Escolar (más conocido por IMPACT-SE), entre los años 2009 y 2012 el sistema educativo israelí “mostró un avance a la hora de eliminar los estereotipos contra los palestinos, fomentar los valores de la paz y la tolerancia, mejorar la comprensión por el otro y promover el respeto mutuo y la solución no violenta de los conflictos entre las dos partes”. El informe  titulado “La paz, la tolerancia, y el palestino en los libros de texto israelíes” afirma que Israel sigue educando a sus hijos en que la paz es posible y deseable, a pesar de las dificultades. Estos avances en el sistema educativo se produjeron a pesar del empeoramiento durante la última década en el conflicto palestino-israelí.

El estudio llevado a cabo mediante el análisis de 149 textos escolares aprobados por el Ministerio de Educación de Israel para los niños de entre 7 y 18 años, demuestra que Israel está verdaderamente comprometido con la paz. IMPACT-SE, un instituto de investigación sin ánimo de lucro dedicada a promover la paz entre las personas, señala que los libros de texto israelíes:  a) no incitan a la violencia ni demonizan a los palestinos, b) enseñan el punto de vista palestino como parte del plan de estudios, c) tratan de enseñar el conflicto palestino-israelí de manera objetiva, d) reconocen al pueblo palestino e) reconocen la afinidad religiosa palestina a territorios de dentro de Israel; f) consideran que la paz es la meta por la que hay que luchar.

El estudio afirma que los libros de historia israelíes enseñan el desarrollo del Islam de una manera respetuosa, así como la ocupación musulmana de la Tierra Santa. También se imparten lecciones acerca sobre la crisis de los refugiados palestinos, así como de la natural presencia de la minoría árabe en Israel “de una manera profunda, respetuosa y sin prejuicios.” Los libros de texto de geografía incluyen mapas que muestran las zonas bajo control de la Autoridad Palestina desde la conclusión de los Acuerdos de Oslo. “En materia de educación cívica, los textos plasman el diálogo y la no violencia como una virtud”. Los libros de literatura hebrea cuentan con poemas sobre la paz y los textos literarios promueven la convivencia entre judíos y árabes. A demás, los libros de texto religiosos también promueven la tolerancia y el entendimiento intercultural.

Por ejemplo, en un libro de texto israelí llamado “Conociendo la Historia – La Nacionalidad en Israel y su gente: La construcción de un Estado en el Oriente Medio”, el ex Primer Ministro israelí Yitzhak Rabin cita: «Nosotros, los soldados que hemos regresado de muchas batallas manchadas de sangre … que hemos visto nuestros familiares y amigos asesinados delante de nuestros ojos … los que hemos luchado contra ustedes, los palestinos – les decimos hoy, con voz alta y clara: basta ya de sangre y lágrimas. ¡Basta ya! No tenemos ningún deseo de venganza. Nosotros no albergamos odio contra usted. Nosotros, como ustedes, somos personas que quieren construir una casa, plantar un árbol, amar, vivir junto a vosotros de forma digna, con empatía, como seres humanos, como hombres libres. Hoy estamos dando a la paz una oportunidad diciéndoles de nuevo a ustedes: «Basta ya»”

Por otra parte, un libro de texto israelí titulado “Geografía en el Medio Oriente: Retos del siglo XXI” pide a los niños israelíes visitar uno de los pueblos árabes en Israel con el fin de “informar sobre sus impresiones acerca de la visita: las casas del pueblo, las instituciones públicas, el tamaño del pueblo, la calidad de las carreteras, los vehículos, las tiendas, los estilos de ropa” etc… El proyecto aborda también la calidad de vida en la aldea, en comparación con la ciudad de Tel Aviv. Otro de los textos analizados en el estudio, “Marchando en el camino de las palabras”, se describe a Jerusalén como una ciudad santa para cristianos, musulmanes y judíos, cuya identidad la profesan en las numerosas sinagogas, mezquitas e iglesias existentes en el país. El informe de 77 páginas está repleto de muchos otros ejemplos que promueven la paz y la convivencia con sus vecinos árabes.

En Levítico 19:34 establece que “el extranjero que reside con vosotros será como un nativo de entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto. Yo soy el Señor, tu Dios”. El sistema educativo israelí se esfuerza por vivir estos valores a la hora de educar a las futuras generaciones de israelíes sobre el valor de la minoría que vive entre ella y el respeto a sus vecinos árabes.

Por Ravhel Avraham

Donate to Israel