KARNEI SHOMRON, ISRAEL - NOV 20, 2009 : An advertising placard for a new appartments in the settlement Neve Menachem which is, since 1991, a part of the local council Karnei Shomron. Photo by Gili Yaari / Flash 90 *** Local Caption *** äúðçìåú ùåîøåï ðåä îðçí ÷øðé ùåîøåï áðééä Gili Yaari / Flash 90
An advertisement for new homes in Samaria.  (Gili Yaari / Flash 90)

Las comunidades judías en Judea y Samaria están creciendo a un ritmo cercano al 60 por ciento más alto que el crecimiento de la población general de Israel.

Por Associated Press y Unidos con Israel

El martes, un grupo dedicado a fortalecer la vida judía en Judea y Samaria dijo que la cantidad de personas que viven en comunidades israelíes en esas áreas aumentó a un ritmo mucho más rápido que la población israelí general el año pasado, y predijo un crecimiento aún más rápido gracias a las políticas de la Administración de Trump.

Baruch Gordon, director de una organización que proporciona estadísticas precisas de la población judía para Judea y Samaria basándose en datos del Ministerio del Interior de Israel, dijo que la Casa Blanca ha creado un ambiente mucho más amigable para las comunidades judías, allanando el camino para un aumento en la construcción en los próximos años.

El informe está patrocinado por Bet El Institutions, una organización que tiene vínculos con algunos de los asesores de Medio Oriente más cercanos al presidente Donald Trump, incluido el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, quien fue presidente de la organización.

El principal asesor de Trump en Medio Oriente, su yerno Jared Kushner, ha donado al grupo, e incluso Trump una vez envió una donación.

El último dato muestra que la población en las comunidades judías en Judea y Samaria creció a 449,508 a partir del 1 de enero, un 3,3 por ciento más que las 435,159 personas del año anterior.

En comparación, la población general de Israel creció 1.9 por ciento el año pasado a 8.907 millones de personas, según la Oficina Central de Estadísticas.

El Ministerio del Interior no pudo confirmar de inmediato la exactitud de las cifras, pero confirmó que había estado en contacto con el grupo de Gordon y dijo que las cifras parecían auténticas.

Los datos mostraron un sólido crecimiento en las comunidades judías en general, desde las grandes ciudades ubicadas cerca de los centros de población israelíes hasta las comunidades aisladas en el interior de Judea y Samaria.

Gordon citó varias razones para el rápido crecimiento. Se estima que dos tercios de la población en Judea y Samaria son judíos religiosos, que tienden a tener familias más grandes. Además, dijo que los precios de viviendas más asequibles han atraído a muchas familias jóvenes.

Pero también dijo que la actitud de la administración Trump hacia las comunidades judías en Judea y Samaria también está teniendo un efecto.

El presidente Barack Obama, al igual que una serie de predecesores republicanos y demócratas, se opusieron a las comunidades judías en Judea y Samaria como obstáculos para la paz y presionó a Israel para que detuviera la construcción.

Trump, en cambio, ha hecho poco para detener la construcción. Mientras instaba a la moderación, la Casa Blanca se mantuvo callada a medida que Israel avanzaba en numerosos desarrollos. Esto, en efecto, le ha dado a Israel una luz verde para sentar las bases para una oleada en la construcción que debería materializarse en el próximo año o dos, dijo Gordon.

«Desde el cambio de la administración estadounidense, el ambiente para los permisos de construcción se ha vuelto mucho más fácil. Se les da con mayor facilidad», dijo.

«Creo que posiblemente en el próximo informe y ciertamente en los posteriores, creo que comenzaremos a ver una gran alza en los números aquí», agregó.

Las cifras no incluyeron datos del este de Jerusalem, donde viven más de 200,000 judíos israelíes.

Los palestinos reclaman tanto a Judea como a Samaria y partes del este de Jerusalem, áreas que Israel ganó en la guerra de 1967.

Un funcionario de la embajada de Estados Unidos dijo que Trump había dejado en claro su posición sobre los asentamientos y que había recibido promesas israelíes de tomar en consideración sus preocupaciones.

«El gobierno está firmemente comprometido en buscar una paz integral entre israelíes y palestinos», dijo el funcionario, quien habló bajo condición de anonimato según el protocolo diplomático.

Según el grupo de extrema izquierda Peace Now, que se opone a las comunidades judías en Judea y Samaria, el efecto Trump «no se puede ver en este momento» debido al retraso entre la aprobación de los permisos y la construcción real.

Donate to Israel