An IAF fighter plane takes off. (AP/Ariel Schalit/File) (AP/Ariel Schalit/File)

Enlace Judío México e Israel – La amenaza que representa Hezbolá para Israel es mayor que la de Hamás, por eso sería mejor atacarlos ahora que dentro de unos años. Al menos así lo piensa Gabriel Ben-Tasgal, con quien conversamos sobre este tema, en exclusiva.

Fuente: Enlace Judío

El conflicto entre Israel y Hezbolá sigue escalando cada día. La amenaza de una guerra de alta intensidad contra la fuerza chiíta preocupa a la comunidad internacional y, a juzgar por los expertos, es más inminente cada día. Al respecto, conversamos con el analista político y autor Gabriel Ben-Tasgal, quien desde hace meses ha advertido que el norte podría ser el siguiente frente de guerra para Israel.

“Sabemos bastante”, asegura cuando se le pregunta qué sabemos sobre Hezbolá y una posible guerra entre Israel y dicha organización afín a Irán.

“Que tiene 200,000 cohetes y que una cantidad de ellos son misiles”, advierte. “Que tiene 100,000 soldados, 50,000 fijos, parte de ellos, una fuerza de élite llamada la Fuerza Radwan”

“Y puede ser que reciban apoyo de Irán. De soldados de Irán”, continúa.

“Y también sabemos que tienen más o menos 3000 kilómetros de túneles, mientras que Hamás tenía 500. O sea que si lo comparamos, podemos entender que la fuerza militar que tiene Hezbolá es mayor que la que tiene Hamás”. También su inteligencia, si se considera que ya en 2017 Hezbolá hizo público un plan para atacar a Israel de una forma muy parecida a la que eventualmente acabó usando Hamás, asegura.

“La gran duda es si los abusos, los secuestros, las violaciones, los degollamientos de israelíes que hizo Hamás (Hezbolá), haría lo mismo. Hay personas que dicen con contundencia ‘Sí, haría lo mismo’ y otras personas que dicen que no, que no son tan bárbaros como los de Hamás. Yo soy de los que piensan que sí son igual de bárbaros“.

Por eso, Ben-Tasgal no oculta su apoyo a un ataque preventivo de Israel. “Si tú fuiste gobernante de Israel y tienes 70,000, más o menos, civiles desalojados, desplazados, no viviendo en sus casas en el norte para poder huir de Hezbolá, ¿qué vas a hacer?

¿Vas a querer combatir ahora o vas a esperar tres años cuando tenga mejores armas, mejores túneles y esté dispuesto a hacer algo parecido al 7 de octubre?
“Entonces mi lógica es que Israel debería comenzar o intentar comenzar una batalla ahora. Sería lo mejor. Por otro lado, Estados Unidos, Francia y algunos otros países de Europa creen que es importante por la vía diplomática, intentar reducir las tensiones entre Israel y Hezbolá.

¿Qué es lo que proponen? Bueno, cumplir de una vez por todas la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad del año 2006, después de la última guerra que decía que Hezbolá iba a tener que situarse al norte del río Litani”.

Sin embargo, “al otro día de haber llegado a ese acuerdo, Hezbolá ya violaba ese acuerdo sin que Israel haga absolutamente nada. O sea que si me preguntas a mí, ¿es creíble un acuerdo diplomático para poder reducir las tensiones? No es creíble.

“Si nosotros aceptamos, como israelíes, este acuerdo diplomático es porque decidimos que no queremos combatir ahora sino que queremos combatir en dos, cuatro o cinco años. Pero el que piense que este acuerdo diplomático va a mermar la intención de Hezbolá de eliminar el Estado judío, simplemente vive en La La Landia”.

Dos frentes abiertos

¿Está preparado Israel para combatir en dos frentes simultáneos ahora mismo? Ben-Tasgal piensa que sí. “El frente de la Franja de Gaza se ha reducido mucho”, aclara y anticipa que Israel seguirá combatiendo todavía durante algún tiempo en Gaza, contra tácticas de guerrilla, atentados puntuales y grupos pequeños sobrevivientes de Hamás.

Pero ahora mismo “la lucha se ha reducido muchísimo. Israel, si no está entrando, creo yo, al Líbano con mayor contundencia es porque piensa que no tiene el apoyo diplomático internacional para hacer algo así, o bien porque cree que no tiene suficiente armamento. Y por eso el pedido de Netanyahu para que la administración Biden libere el envío de arsenales, que era de esperar que un aliado le dé a otro aliado”.

El escenario en Líbano es predecible: una réplica de lo visto en Gaza que obedece a la estrategia de las milicias islamistas cuando se enfrentan a Israel: instalaciones civiles usadas con fines militares, tergiversación de hechos bélicos para magnificar los daños colaterales, manipulación generalizada de la opinión pública, etc.

“La estructura bélica de los grupos radicales islámicos es utilizar infraestructura civil y mentirle a Occidente, dándole, facilitándole cifras que no son. Exagerando. Veamos la estrategia militar de Hamás. La estrategia militar de Hamás fue ‘atacamos a los judíos, los matamos, los asesinamos, los secuestramos y después rezamos y esperamos que la respuesta de los judíos sea detenida por la opinión pública internacional, por Sudáfrica y su pedido de juicio por crímenes de guerra en La Haya.

“O sea que el objetivo de Hamás ¿cuál era? ‘Vamos a atacar y vamos a soportar el ataque, el contraataque de Israel. Y si sobrevivimos al contraataque, entonces ganamos. Triunfamos‘.

Por ahora Hamás puede decir totalmente que va triunfando, porque todavía hoy Israel no ha eliminado el gobierno de Hamás de la Franja de Gaza y la capacidad bélica Hamás. Y tampoco ha recuperado sus secuestrados.

“Hezbolá va a ser algo muy parecido. Incluso mañana dispara 2000 cohetes contra Israel y la prensa mundial simpatiza con Israel durante cinco segundos. ¿Cuánto va a durar esa simpatía? Va a durar hasta el momento que Israel dispare una vez para amedrentar a Hezbolá. En ese caso, cuando Israel dispare, vas a ver manifestaciones en México y en otros lugares de la comunidad prolibanesa, de los grupos LGTB+, de la extrema izquierda, diciendo que Israel utiliza uso excesivo de la fuerza y desproporción para poder erradicar, ya que Hezbolá no es el Líbano, ‘¡Qué culpa tienen los libaneses, al fin y al cabo, de lo que hace Hezbolá!’

“Bueno, lamentablemente les digo a ustedes que están viendo esto y que van a salir a manifestarse en contra de Israel por un ataque al Líbano, que hoy en día el Líbano es gobernado por Hezbolá y que la fuerza que se opone a tanto los maronitas como los sunitas están acobardados y están acobardados porque saben que usted, que va a salir a manifestarse, va a apoyar a un grupo radical islámico en vez de apoyarlos a ellos, que son los que no quieren guerra con Israel”.

Ben-Tasgal abundó sobre por qué piensa que Israel no está venciendo a Hamás. Dice que los objetivos de Israel son que Hamás no gobierne Gaza, que no tengan una capacidad bélica importante y que no puedan rearmarse. Quizás, con el control del corredor de Filadelfia en la frontera con Egipto, Israel haya podido alcanzar el último de estos objetivos. Pero no los otros dos. Hamás sigue gobernando Gaza y todavía ataca de vez en cuando con cohetes a Israel.

Respecto al papel de Egipto y su responsabilidad al permitir el paso de armas hacia Gaza, Ben-Tasgal dijo que ese país “no es la madre Teresa de Calcuta. “El nivel de antisemitismo en Egipto es mayor que en casi todos los países del mundo. O sea que Egipto hizo lo que creía que era bueno, que era una paz fría con Israel y permitir que armas entren, o bien por el tráfico y para ganar dinero, o bien para que Hamás ataque a Israel y debilitar al enemigo mientras que ellos acumulan armas”.

No se puede acabar con Hamás

En días recientes, el vocero de las FDI que “la idea de destruir a Hamás es un engaño porque Hamás es una ideología”. Esa declaración entra en contradicción con el mensaje de Netanyahu, en el sentido de que destruir a Hamás es uno de los objetivos centrales de Israel. Al respecto, Ben-Tasgal cree que “de los dos, tiene más razón técnica el vocero.

“Netanyahu se puede llenar la boca y decir que el objetivo del gobierno de Israel es destruir a Hamás, pero Hamás una ideología. De la misma forma que es difícil destruir a ISIS o a Al Qaeda, porque son ideologías. Lo que tú puedes hacer es debilitar la infraestructura de la ideología. Esos militares, esas armas, esas escuelas, el paso de dinero. Eso sí puedes debilitar o incluso destruir o dañar mucho.

“Pero esto de la ideología es problemático porque esta ideología tiene sus orígenes tras la Primera Guerra Mundial, como una respuesta a la conquista de Occidente, de Francia y de Inglaterra al Medio Oriente y una respuesta del Islam hacia ellos. O sea que tiene que ver también poco con lo que hicieron los judíos, sino que los judíos, lo que hicieron fue agrandar un fenómeno que ya existía debido a la conquista de los cristianos del Medio Oriente”.

Finalmente, Ben-Tasgal insistió en que el gobierno de Netanyahu enfrenta a cuatro poderes: la academia, la élite militar, la prensa y el Poder Judicial. Se trata de fuerzas que, más que de izquierda, representan una visión universalista, aclaró. Dijo que las manifestaciones contra el primer ministro han sido instigadas desde esos frentes y que no necesariamente representan de manera proporcional a una población que sigue viendo en el viejo líder a uno capaz de enfrentar conflictos graves, como el que vive ahora el país.

Sin embargo, admitió que “Netanyahu, es un hecho que tiene que terminar su cadencia. No tiene sentido que siga en el poder. Él es el responsable máximo del 7 de octubre. (Pero) ha hecho cosas buenas también. Económicamente Israel ha estado mejor y la estrategia de él de pensar que se tenía que firmar acuerdos de paz con los países árabes y último con los palestinos, demostró ser cierta. Ha hecho cosas buenas. Ha hecho cosas malas. Es un ser humano. No podemos entrar en una dinámica de demonizar al primer ministro y sacrificar la seguridad y la paz interna del país por un pensamiento irracional”.

Do You Love Israel? Make a Donation - Show Your Support!

Donate to vital charities that help protect Israeli citizens and inspire millions around the world to support Israel too!

Now more than ever, Israel needs your help to fight and win the war -- including on the battlefield of public opinion.

Antisemitism, anti-Israel bias and boycotts are out of control. Israel's enemies are inciting terror and violence against innocent Israelis and Jews around the world. Help us fight back!

STAND WTH ISRAEL - MAKE A DONATION TODAY!

Donate to Israel