La semana pasada, judíos, cristianos y musulmanes se reunieron pacíficamente para ver la carrera de Fórmula 1 en la Ciudad Vieja de Jerusalem, eterna capital de Israel.

Alrededor de 100.000 entusiastas, asistieron a la carrera de Fórmula 1, cuyo lema era “Mostrar un Camino para la Paz”. Este espectáculo fue el primero de este tipo que se celebra en la eterna capital de Israel, con unos monoplazas de talla mundial. «Jerusalem se une a otras ciudades importantes en el mundo que tienen eventos automovilísticos que atraen a cientos de miles de espectadores y que contribuyen en gran medida a que la ciudad sea vista como moderna y avanzada y eso beneficie el turismo» afirmó el alcalde de Jerusalem Nir Barkat. «El recorrido de la pista es precioso y atractivo, ya que combina las murallas de la ciudad y el paisaje único de Jerusalem con uno de los deportes más populares en el mundo”.

Mientras que el costo de organizar la carrera de Fórmula 1 fue de $ 4,5 millones, Barkat cree que fue dinero bien invertido. «Esto contribuirá a la promoción de la paz», dijo. «Vemos esto como una inversión a largo plazo y no tenemos ninguna duda de que vamos a obtener un buen retorno de nuestra inversión. Los deportes de motor son los segundos más populares en el mundo después del fútbol. Pero lo más importante de todo es que hemos dado a la gente un mensaje de paz y de convivencia».

De acuerdo al residente de Jerusalem, Shaul Krozer, » el tiempo estamos luchando, luchando y luchando, pero todo el mundo aquí está feliz -musulmanes, cristianos y judíos. No hay peleas”. Elizabeth Awwad, una árabe de Jerusalem Este, dijo que cientos de árabes de su barrio se mostraron entusiasmados con la carrera de Fórmula 1 y que muchos de los espectadores eran de Jerusalem Este. Ella dijo al Jerusalem Post, «Ya ves, yo soy musulmana y ellos son judíos, y estamos juntos. Tenemos que estar juntos así todo el tiempo y no tener más peleas entre nosotros”.

Simcha Sheldon, uno de los asistentes a la carrera de Fórmula 1, informó: «Yo quería participar en un evento que muestra como Jerusalem es una ciudad de paz. Está claro que no es una foto del apartheid, ¿verdad? «Su esposa Sophie añadió:» Hay demasiadas personas que no saben que Israel es una sociedad democrática, moderna y abierta, donde las personas de todas las procedencias se reúnen para divertirse pacíficamente».

Los conductores internacionales también estaban muy emocionados al poder participar en tal evento. Uno de los pilotos era una mujer. «Conducir un coche así en una ciudad como esta, es realmente especial», Valentina Albanese, de 39 años, dijo a Yedioth Achronot. «Es fantástico estar aquí y ser parte de esta ciudad”. Cuando se le preguntó por qué más mujeres no son pilotos de carreras, ella respondió: «Yo realmente no entiendo por qué. Tenemos dos piernas, dos brazos y una cabeza igual que los hombres”. Vitantonio Liuzzi, otro corredor conocido, afirmó que al principio estaba preocupado por llegar a Jerusalem, pero nada más llegar sintió la pasión y la emoción que se vive en esta ciudad».

Para obtener más información, mirad el video de abajo.

By Rachel Avraham, staff writer for United with Israel