Prime Minister Benjamin Netanyahu meets with Guatemala President Jimmy Morales at the Prime ministers office in Jerusalem on May16, 2018 (Ohad Zwigenberg/Yedioth Ahronoth) (Ohad Zwigenberg/Yedioth Ahronoth)
Netanyahu Morales

La embajada de Guatemala se inauguró este miércoles en Jerusalem con la presencia del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, y del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

“Shalom, buenos días”, dijo el primer ministro israelí en español y continuó su discurso en inglés. “Este es el comienzo de algo extraordinario, o diría, el reinicio de algo extraordinario, que es la relación entre Guatemala e Israel”, afirmó el primer ministro israelí en el discurso inaugural.

Netanyahu agradeció al presidente guatemalteco y a toda su comitiva y destacó la importancia de que Guatemala sea uno de los primeros países en reinaugurar su embajada en Jerusalem. “Abrimos la Embajada de los Estados Unidos en Jerusalem. Tú eres el segundo país en reconocer a Israel”, afirmó.

“Hay una calle de Guatemala en Israel porque recordamos a nuestros amigos”, recordó Netanyahu, exaltando el vínculo de amistad que mantienen ambas naciones y agregó: “porque quiero que se nombren algunas calles para Israel en Guatemala, en mi próximo viaje a América Latina pasaré por Guatemala. Gracias, con su amable invitación”, enfatizó Netanhayu.

Antes de la ceremonia, el primer ministroisraelí y el presidente guatemalteco sostuvieron una reunión privada. Al medio día, celebrarán un almuerzo de trabajo.

Cabe recordar que Morales llegó el martes junto a su esposa, Patricia Marroquín de Morales, al aeropuerto Ben Gurión de Tel Aviv, donde fue recibido por una comitiva en la que participó la ministra de Relaciones Exteriores de Guatemala, Sandra Jovel, el embajador guatemalteco en el país y autoridades del Ministerio de Exteriores israelí.

Las murallas de la Ciudad Vieja de Jerusalem se iluminaron anoche con proyecciones de las banderas de Guatemala, Estados Unidos e Israel y el texto: “Gracias, presidente Jimmy Morales Cabrera”.

Fuente: Itón Gadol