«Cualquier acto de violencia o terrorismo que intente esconderse detrás de la religión es inaceptable», dictaminó un alto clérigo saudita. 

Un ex ministro saudita y destacado clérigo musulmán ha declarado que no puede haber justificación para ninguna violencia motivada por motivos religiosos, incluso contra Israel.

El Dr. Muhammad bin abdel-Kareem Aleissa, el ex ministro de justicia saudí y asesor principal del rey saudí, declaró que «cualquier acto de violencia o terrorismo que trate de esconderse detrás de la religión no tiene justificación alguna, ni siquiera si van contra Israel», declaraciones publicadas en el diario israelí Maariv.

Actualmente, Aleissa se desempeña como secretario general de la Liga Mundial Musulmana, con sede en La Meca, y se informa que está cerca del Príncipe Heredero de Arabia Saudita, MuhammadBin Salman.

Aleissa ha expresado su apoyo a las reformas impulsadas por Bin Salman en su movimiento para «luchar contra el Islam extremista». En una conferencia dada ante la Academia Diplomática, reiteró el compromiso de su país para combatir el terrorismo y los que usan la religión para servir a su propia agenda, informó el miércoles el periódico Alaraby .

Hablando en octubre en una gran conferencia de inversión en Arabia Saudita, Bin Salman declaró que «queremos volver a lo que éramos: el Islam moderado».

El heredero al trono afirmó que el reino trabajará para vencer las ideas extremistas y garantizar que los jóvenes sauditas vivan en armonía con el resto del mundo.

«Vamos a erradicar los restos del extremismo muy pronto … Representamos las enseñanzas moderadas y los principios del Islam», afirmó.

Cuando Maariv le preguntó sobre actos de violencia en Israel o contra comunidades judías de todo el mundo que se enmarcan como parte del conflicto palestino-israelí, Aleissa respondió: «cualquier acto de violencia o terrorismo que trate de esconderse detrás de la religión es inaceptable. El Islam es una religión de amor, tolerancia y respeto al otro».

Aleissa agregó que se están organizando conferencias en los Estados Unidos con varias comunidades judías, y Arabia Saudita está interesada en establecer relaciones amistosas.

Los comentarios de Aleissa llegan pocos días después de que el principal clérigo de Arabia Saudita dictaminara que la violencia contra los judíos está prohibida por el Islam .

El Gran Mufti de Arabia Saudita, Abdulaziz Al Sheikh, emitió una sorprendente sentencia religiosa, diciendo que luchar contra Israel era inapropiado y que Hamas es una «organización terrorista».

Por: Unidos con Israel

Donate to Israel