(screenshot)

Un Tribunal de Irán sentenció a 20 años de prisión a una mujer que se atrevió a quitarse el tradicional velo y publicar fotos en su cuenta de Instagram.

El hecho tuvo lugar en la ciudad de Teherán. La mujer, Shaparak Shajarizadeh, de 42 años de edad, había colgado su Hijab que cubría su rostro sobre un palo y lo saludó frente a los transeúntes en señal de protesta.

La hermana de Shaparak publicó las imágenes en la red social y escribió que lo hizo debido a que estaba “cansada de tener que usar” esa prenda.

En su sitio web se comunicó que fue arrestada por “resistirse a usar el velo” y “agitar una bandera balanca por la paz”en la calle. Funcionarios iraníes no confirmaron esta información y la efectivización de la prisión de Shaparak Shajarizadeh.

La mujer fue arrestada luego del incidente en Teherán y puesta en libertad bajo fianza el pasado mes de abril. Su ubicación actual es desconocida.

La Policía de Irán detuvo el último mes de febrero a 29 mujeres por haberse quitado el velo como parte de la campaña “Miércoles blancos”.

Nasreen Sutoda, abogada representante de Shaparak y otras mujeres arrestadas que también se quitaron el velo, fue detenida el mes pasado.

Según la ley de Irán, las mujeres están obligadas a taparse la cabeza y usar prendas largas que cubran brazos y piernas.

Quien incumpla esta ley puede verse obligado a pagar una multa de unos 25 dólares y hasta dos meses de arresto.

Desde la oposición al gobierno presentaron recientemente una encuesta que reveló que solo el 25% de las iraníes visten la tradicional prenda islámica por motu propio.

Fuente: Itón Gadol

Donate to Israel