Qassem Soleimani of the Iranian Revolutionary Guards. (AP) (AP)

El comandante de la fuerza Quds iraní amenaza desde el norte. Desde Gaza, cohetes.

Por Ana Jerozolimski / Semanario Hebreo Jai

Israel lidia con amenazas directas a su seguridad en por lo menos dos frentes, norte y sur. Y en ambos está presente la República Islámica de Irán.

Desde Líbano y Siria, pende sobre su cabeza la amenaza de Hizbala y de Irán, una de cuyas expresiones fue el planeado atentado con dispositivos aéreos no tripulados, explosivo, que iban a atacar distintos en Israel. La Inteligencia de Israel y su Fuerza Aérea, lograron frustrar ese plan.

Desde el sur, organizaciones terroristas pro iraníes tratan nuevamente desestabilizar la región, lanzando cohetes hacia Israel e intentando provocar una conflagración de gran envergadura. El Jihad Islámico, una organización declaradamente afiliada a la linea de Irán, no está de hecho solo, ya que el gobierno de Hamas, recibe dinero de Irán, cuyo único objetivo es crear conflicto y enfrentamiento.

“Los ataques de los sionistas son dementes”, dijo el Comandante de la fuerza Quds de las Guardias Revolucionarias de Irán Qassem Suleimani sin especificar a qué ataque se refiere. Pero está bastante claro:  al ataque cerca de Damasco el sábado por la noche con el que Israel frustró un atentado con drones iraníes contra Israel, el lanzado contra milicias chiitas en Irak, que Israel no ha reivindicado pero se la ha atribuido, o-última opción- el envío de dos drones hacia Beirut. Israel no reivindicó en ningún momento esto último y expertos en la materia que analizaron las imágenes publicadas desde Líbano, sostienen que los drones presentados como israelíes, son de Irán.

Sea como sea, Suleimani aclaró: “Estos son los últimos suspiros de los sionistas”.

Israel ya ha dado a entender que el propio Suleimani podría estar en la mirilla.

Mientras tanto, alerta máxima tanto en el norte-por amenazas de Suleimani y del jefe de Hizbala Hassan Nasrallah-como en el sur.

Poco antes de las 2 de la mañana hora local, ISrael estaba atacando posiciones de Hamas en la Franja de Gaza.

Poco antes, habían sido lanzados 3 cohetes desde Gaza, 2 de los cuales fueron interceptados por la Cúpula de Hierro.

Una de las interceptaciones fue sobre una multitud que participaba en el festival musical “Sderot Live”. Cientos de personas estaban a la intemperie cuando comenzó a sonar la alarma. Fue histeria total, dijeron después algunos testimonios.

El peligro en ese caso no era sólo por el impacto de un cohete, sino inclusive en la interceptación. Así se vio precisamente el momento en que trozos de uno de los misiles anti misiles de la Cúpula de Hierro, impactaron sobre un edificio en Sderot, que milagrosamente estaba deshabitado.

 

[donante-es]