An IAF fighter takes off on a mission. (AP/Dan Balilty) (AP/Dan Balilty)

Related:

Por Associated Press y Unidos con Israel

El primer ministro Benjamin Netanyahu ha dicho repetidamente que Israel no permitirá que Irán establezca una presencia militar permanente en la Siria de posguerra.

Esa misión se ha complicado con el derribo el pasado 17 de septiembre de un avión de reconocimiento ruso por el fuego sirio. Rusia, que también respalda al dictador sirio Bashar Assad, culpó a Israel por el contratiempo del fuego amigo y, según se informa, redujo la línea directa que permitió a las dos fuerzas aéreas coordinar y evitar enfrentamientos no deseados.

Rusia también envió sofisticados misiles antiaéreos S-300 a Siria, aunque todavía este no ha sido utilizado por el Ejército de Siria.

Durante una ceremonia militar celebrada el pasado miércoles, Netanyahu dijo que el retiro de tropas de Siria recientemente anunciado por Estados Unidos no cambiará su política.

Aunque no mencionó directamente los ataques aéreos, dijo que la fuerza aérea de Israel tiene capacidades incomparables y que puede llegar a áreas “cercanas, algo lejanas, y muy muy lejanas”.

“No vamos a aceptar el atrincheramiento militar iraní en Siria, que está dirigido contra nosotros. Actuaremos en contra de él de manera vigorosa y continua, incluso durante el período actual”, dijo en una ceremonia de graduación de nuevos pilotos de la fuerza aérea.

Durante la misma ceremonia, el jefe militar de Israel, el teniente general Gadi Eizenkot, elogió los “muchos logros importantes” del ejército, entre los que incluyen el de “frustrar la expansión de la influencia iraní” en Oriente Medio.

Donate to Israel