Israeli doctors performing surgeryPadres israelíes revirtieron la tragedia en esperanza, y salvaron la vida a un niño palestino después de donar el riñón de su hijo de 3 años que perdió la vida en un trágico accidente, a un joven palestino con insuficiencia renal y con una urgente necesidad de un trasplante de riñón.

Según el Talmud: «Quien salva una vida, es como si salva al mundo entero.» Los padres del niño de tres años de edad: Sarit y Avi Naor, decidieron vivir por este principio tras donar el riñón de su hijo, Noam Naor, que fue declarado con muerte cerebral al caer desde una ventana del cuarto piso a un joven palestino, Yakoub Ibhisad, que sufría de una insuficiencia renal.

«Pensé en los esfuerzos de Shimon Peres para la paz con nuestros vecinos y me di cuenta que estaba tomando la decisión correcta», dijo Sarit. «Saber que salvé una vida es para mí un gran consuelo y me da fuerzas para seguir adelante. No fue una decisión fácil, pero hoy estoy feliz por que lo hice. No importa que sea un niño palestino, me gustaría que nos traiga la paz”.

Shimon PeresEl gobierno israelí ha elogiado la decisión virtuosa hecha por los padres de Noam. «A mis ojos, los padres de Noam son nobles y son una ejemplo para todos nosotros», dijo la ministra de Salud, Yael German. «Su donación es un motivo de orgullo y un ejemplo de humanidad y bondad», dijo la ministra. «Esta es una de las contribuciones más conmovedoras para la paz», dijo el Presidente Simón Peres a los padres. «Según la tradición judía, cada persona es creada a imagen de Dios, y aquel que guarda, cuida, protege y salva al ser humano sirve a la esencia del judaísmo. Ustedes lo han hecho, y por ellos todos nos sintamos orgullosos».

Palestinian child treated in Israeli hospital

(Créditos: Centro Medico Schneider)

El padre de Yakoub Ibhisad, Samir, estaba muy agradecido. «No tengo palabras para agradecer a la familia que salvó la vida de mi hijo. Hemos pasado por muchos años de sufrimiento cuando mi hijo estaba en diálisis y su vida estaba en peligro», dijo Samir. «Estamos muy agradecidos por la donación y esperamos si Di.s quiere que la pareja sea bendecida lo suficiente como para tener otro hijo”. El padre afirmó también que después de años de espera para un trasplante, su hijo volvió a nacer.

Antes del trasplante de riñón, Yakoub Ibhisad había sido tratado en el Centro Médico Shaare Zedek en Jerusalem durante los últimos siete años. Ninguno de los miembros de su familia pudieron donar su riñón al pequeño. El centro de Trasplantes del Ministerio de Salud contactó con Sarit y Avi Naor, preguntando si estarían dispuestos a donar los riñones de sus hijos a un niño palestino. Tras consultar a un rabino judío sobre las leyes relacionadas con los trasplantes de órganos, acordaron hacerlo. El trasplante se realizó en el Centro Médico Infantil Schneider dePetah Tikva.

El Centro Médico Infantil Schneider realiza los trasplantes de órganos pediátricos dentro de Israel. Según el Jerusalem Post, «desde que el hospital se fundó, se han llevado a cabo 400 operaciones de corazón, pulmón, hígado y trasplantes renales en bebés, niños y jóvenes con tasas de éxito igual o mejor al de los mejores centros en el extranjero”. Los hospitales israelíes habitualmente trabajan para salvar la vida de los palestinos . Además, los hospitales israelíes han brindado asistencia médica a los niños de una variedad de países, entre los que no tienen un acuerdo de paz con Israel, como por ejemplo, Siria e Irak .

Por Rachel Avraham, escritora del personal de United with Israel