(Flash90) (Flash90)
Palestinian violence on Temple Mount

Israel no fue creado como refugio seguro para los judíos. Fue creado para impulsar una sociedad que presente una alternativa deseable y sostenible a un mundo fracturado y lleno de odio.

“El teatro del absurdo continúa en la UNESCO”, dijo Benjamín Netanyahu con respecto a la decisión de negar la conexión histórica entre el judaísmo y el Monte del Templo. Pero por muy absurda que sea, la decisión refleja lo que realmente siente el mundo: los judíos no pertenecen a Palestina. Israel –menciona la decisión 15 veces a lo largo del documento de 5 páginas– simplemente es “la potencia ocupante”.

Para los palestinos, esta decisión no ha sido más que un experimento, una forma de tantear el terreno. Pero el éxito de este experimento debería ser una señal de alerta para todos nosotros. Si queremos evitar una resolución de la Asamblea General de la ONU que sancione y, en última instancia, disuelva el estado de Israel, es imperativo despertar ahora.

Israel no fue creado como refugio para los judíos a expensas de otros pueblos. Nos dieron la soberanía para poder instaurar una sociedad cuyos valores representen una alternativa deseable y sostenible a un mundo desgarrado por la guerra y el odio.

Por: Michael Laitman, colaborador de Unidos con Israel

shutterstock_196518893

¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias sobre Israel en español!

United with Israel publica historias como esta todos los días. Creemos que nuestro trabajo permite tener una visión más equilibrada de Israel. Con tanta parcialidad de los medios anti-Israelíes, necesitamos ser cada día más fuertes para poder hacer frente a tanta propaganda al servicio del terrorismo palestino. ¡SUSCRÍBETE!

Es tu momento.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para asegurarte de que estás obteniendo las mejores y más recientes historias de United with Israel. Juntos podemos hacer la diferencia y ganar la guerra de los medios.

HAZ CLIC AQUÍ PARA SUSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN GRATUITO

Donate to Israel