(Abed Rahim Khatib/Flash90) (Abed Rahim Khatib/Flash90)
UNRWA Gaza

Editorial publicada en The Jerusalem Post. El Reino Hachemita de Jordania y el gobierno sueco convocan para el martes una conferencia ministerial internacional en Bruselas sobre la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), la Agencia de Naciones Unidas para la Ayuda y el Desarrollo.

Extraído de la página de Iton Gadol

Según su propio sitio web, «el propósito de la conferencia es reforzar la responsabilidad mutua de la UNRWA y la comunidad internacional para proteger los derechos y mejorar el desarrollo humano de los refugiados palestinos, proporcionando a la Agencia la estabilidad financiera y la previsibilidad de la financiación que requiere para aplicar plena y eficazmente su mandato de la Asamblea General de las Naciones Unidas».

El sitio web pide a los Estados miembros que prometan fondos adicionales a la organización, y la crisis de financiación ocupa un lugar destacado en la agenda de la reunión. Sin embargo, lo que la UNRWA considera «ataques políticos» son intentos de cuestionar el funcionamiento e incluso la necesidad de una organización dedicada exclusivamente a los refugiados palestinos.

Últimamente produjo un descenso en la financiación de la organización por parte de los países, en gran parte a raíz de los informes que muestran el destino del dinero. En 2019, el comisionado general de la UNRWA, Pierre Krähenbühl, dimitió en medio de un escándalo después de que un informe interno de la UNRWA encontrara «problemas de gestión».

Organizaciones como IMPACT-se y Palestinian Media Watch, entre otras, han investigado ampliamente el sistema educativo de las escuelas gestionadas por la UNRWA y encontraron un claro apoyo al terrorismo y al culto al martirio. También se reconocieron casos en los que Hamás creó túneles terroristas y almacenes de armas bajo las escuelas de la UNRWA en Gaza, utilizando a los niños como escudos humanos.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, revirtió en abril una decisión de Donald Trump y restableció 235 millones de dólares de ayuda a la organización, pero el Reino Unido recortó el mes pasado su financiación a la mitad y otros países donantes también redujeron su apoyo tras los cuestionamientos a su funcionamiento.

La UNRWA se fundó en 1949 para ofrecer lo que debía ser una solución temporal hasta que se resolviera el «problema de los refugiados palestinos». La mayoría de los demás refugiados son atendidos por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados y, a diferencia de los palestinos, su estatus no se transmite a las generaciones futuras.

Los palestinos, en cambio, tienen su propia agencia y se les ha concedido el estatus de refugiados a perpetuidad. Según la UNRWA, los refugiados palestinos no son sólo las personas que huyeron del naciente Estado judío durante la Guerra de Independencia de 1948 y que aún no han sido reasentadas, sino que incluyen a los descendientes de esos refugiados. Alguien nacido esta semana, durante la reunión de donantes de la UNRWA, puede ser considerado un refugiado de una guerra que ocurrió hace más de siete décadas.

Hay cierta ironía en que Jordania sea el organizador de la reunión, dado que la mayoría de la población jordana es palestina y muchos cumplen con la definición de la UNRWA de ser «refugiados», a pesar de tener la ciudadanía jordana.

La UNRWA no ha resuelto el «problema de los refugiados». Al contrario, ha creado uno mayor que nunca. Mientras que unos 726.000 árabes cayeron originalmente bajo los auspicios de la agencia en 1949, el número, más de 70 años después, asciende a 5,7 millones, casi ocho veces más. En otras palabras, ha aumentado el problema de los refugiados y, al mismo tiempo, ha perpetuado el conflicto entre Israel y los palestinos.

En lugar de seguir adelante con sus vidas, los palestinos de lugares como Gaza, con el estímulo de la UNRWA, siguen aferrándose al falso sueño de «volver» algún día a Jaffa, Haifa, Safed o Jerusalem. Lejos de transformar a los refugiados en personas autosuficientes, la agencia ha fomentado la dependencia y la cultura del derecho. Es esto lo que ahora se pide a los países donantes que financien con sumas de dinero aún mayores que antes.

Si, después de más de 70 años, los refugiados palestinos siguen necesitando más ayuda que cualquier otro grupo de refugiados, como los que luchan por entrar en Europa en la crisis humanitaria a lo largo de la frontera entre Polonia y Bielorrusia, entonces la UNRWA ha fracasado claramente.

La UNRWA no necesita más fondos: necesita cerrarse.

shutterstock_196518893

¡Suscríbete al mejor boletín de noticias sobre Israel en español!

United with Israel publica historias como esta todos los días. Creemos que nuestro trabajo permite tener una visión más equilibrada de Israel. Con tanta parcialidad de los medios anti-Israelíes, necesitamos ser cada día más fuertes para poder hacer frente a tanta propaganda al servicio del terrorismo palestino. ¡SUSCRÍBETE!

Es tu momento.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para asegurarte de que estás obteniendo las mejores y más recientes historias de United with Israel. Juntos podemos hacer la diferencia y ganar la guerra de los medios.

HAZ CLIC AQUÍ PARA SUSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN GRATUITO

Donate to Israel