Les presentamos la típica canción que se canta en todas las bodas judías: Siman Tov- Buena fortuna. Este es el deseo que todos piden al Todopoderoso para que el matrimonio tenga éxito y duradero.

Interprete:Yoselmeyer y su Jewish Orchestra

Donate to Israel