(Foto AP / Sebastian Scheiner) (Foto AP / Sebastian Scheiner)

Related:

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Tel Aviv y la Universidad Ben Gurión del Néguev, en colaboración con el Ministerio de Salud, ha descubierto que la cuarta vacuna contra el COVID-19 es efectiva para proteger de la variante Ómicron, a la población de ancianos que viven en centros de atención a largo plazo.

(Comunicado de la portavoz de la Universidad de Tel Aviv)

El innovador estudio incluyó aproximadamente a 40.000 ancianos israelíes que viven en instituciones supervisadas por el programa “Senior Shield” (“Escudo de la Tercera Edad”), del Ministerio de Salud, una fuerza de tarea lanzada por el gobierno israelí para supervisar la prevención y el control del COVID-19 en los centros geriátricos del país.

Según estos resultados, los individuos mayores en riesgo vacunados con la cuarta dosis de la vacuna Pfizer, tienen una reducción del 34% en el riesgo de contraer la variante Ómicron, entre un 64 y 67 por ciento menos de riesgo de requerir una internación debido al COVID, y un 72 por ciento menos de riesgo de muerte por el virus.

El estudio fue llevado a cabo por la Prof. Khitam Muhsen y el Prof. Dani Cohen de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Tel Aviv, el Prof. Ron Dagan, de la Universidad Ben Gurión dele Neguev, el Prof. Nimrod Maimon, director del Departamento de Medicina Interna en el Centro Médico Soroka y hasta hace poco jefe del programa “Senor Shield” del Ministerio de Salud, así como los miembros del equipo del programa Ami Mizrahi, Omri Bodenheimer y Boris Boltyansky, en cooperación con Lea Gaon y Zafrira Hillel-Diamant del Departamento de Geriatría del ministerio. El estudio fue publicado en la prestigiosa revista JAMA Internal Medicine.

“Nuestro estudio comparó a 24.088 residentes de los centros del programa “Senor Shield” que recibieron la cuarta dosis de la vacuna Pfizer, es decir, la segunda vacuna de refuerzo, con 19.687 residentes que fueron vacunados con las primeras tres dosis cuatro meses o más, antes del seguimiento, pero que optaron por no recibir la segunda vacuna de refuerzo”, explica la Prof. Muhsen.

“Estos son residentes de instituciones geriátricas, residencias de ancianos y centros de vida asistida, que forman parte del sistema “Senior Shield” del Ministerio de Salud, un total de alrededor de 1.000 instituciones, a lo largo del país. Esta población es particularmente vulnerable al contagio, la morbilidad y la mortalidad por el coronavirus, debido a la naturaleza y a las condiciones de vida de las instituciones, por el hecho de que muchos residentes necesitan ayuda en sus actividades diarias, y a los problemas de salud previos que padecen muchos de ellos”.

Cuando la ola de Ómicron se expandió por todo Israel, entre enero y marzo de este año, no había ninguna vacuna registrada y disponible para esta particular variante, que sufrió importantes mutaciones en la proteína de la espiga que permite al virus adherirse a las células humanas. Visto y considerando, que las vacunas existentes contra el COVID-19 se dirigen a la proteína espiga, hay muchas discusiones en Israel y en el resto del mundo, acerca de la eficacia de las vacunas existentes contra la variante Omicron en general, y en particular, con respecto al segundo refuerzo de la vacuna. Israel fue el primer país en aprobar el segundo refuerzo (la cuarta dosis de la vacuna) para los mayores de 60 años. El presente estudio se basa en los datos de la base de datos del programa “Senior Shield”, que constituyó el primer gran grupo que recibió el segundo refuerzo.

La Prof. Muhsen señala que este nuevo estudio fue realizado a escala nacional, y que abordó exitosamente los problemas metodológicos que caracterizan a los estudios epidemiológicos de observación sobre la eficacia de las vacunas contra el COVID. “Hemos monitoreado las infecciones, las internaciones y la tasa de mortalidad en estos dos grupos, a lo largo de la ola de Omicrón, y descubrimos que los miembros del grupo que recibieron la cuarta vacuna, se contagiaron en un índice que era 34% menor que el grupo de control; fueron internados por enfermedades de mediana o moderada gravedad un 64% menos, y por enfermedades graves, un 67% menos que el grupo de control; y tuvieron un índice de mortalidad que fue un 72% menor que el grupo vacunado solamente con una de las tres primeras dosis.

Estos son datos significativos, ya que la población del programa “Senior Shield”, es uno de los grupos que sufre la morbilidad más severa del coronavirus, a un índice mucho más elevado que la población general. Suponemos que la cuarta dosis de la vacuna refuerza el nivel anticuerpos neutralizantes, lo que confirió una protección cruzada contra la variante Ómicron. Nuestro estudio señala el importante beneficio de administrar la cuarta dosis de la vacuna, y confirma que la política adoptada por el Estado de Israel fue la correcta. La decisión de vacunar a las poblaciones en riesgo con la cuarta dosis fue una elección acertada que salvo muchas vidas humanas”.

La Profesora Muhsen señala: “Se trata de un estudio pionero e innovador basado en una base de datos de la población anciana en los centros asistenciales. Estudios anteriores han sido llevados a cabo en la población general, y por consiguiente, también en poblaciones relativamente jóvenes con una edad promedio de unos 72 años, mientras que la edad promedio en nuestro estudio fue de 80 años. Además, en general, las personas que acuden a realizarse la prueba o para vacunarse contra el COVID tienden a exhibir conductas sanitarias positivas, por lo cual es sumamente difícil comparar sus niveles de morbilidad con la de aquellas personas que no se han vacunado o las que han sido vacunadas con tres dosis. No poseemos información sobre el motivo por el cual algunos residentes no recibieron la cuarta dosis de la vacuna, pero ambos grupos de nuestro estudio se sometieron a pruebas rutinarias y “ciegas” del COVID según el protocolo uniforme del programa “Senior Shield”, independientemente de si recibieron o no la vacuna. Por consiguiente, nuestro estudio fue menos afectado por el “efecto saludable de la vacuna”, y sus resultados pueden ser aplicados también a otras poblaciones, en Israel y en todo el mundo”.

De acuerdo al Prof. Dani Cohen, “el estudio indica que la administración de la vacuna de refuerzo y el aumento del nivel de los anticuerpos, a través de una vacuna basada en la cepa original del COVID-19, brinda una significativa protección contra la aparición de enfermedades graves incluso después de la infección con nuevas variantes, incluidas aquellas que son muy diferentes del original, como el Ómicron”.

El Prof. Nimrod Maimon agrega que “la tarea de proteger las instituciones para personas que viven fuera de sus hogares es un aspecto muy importante del programa “Senior Shield” del Ministerio de Salud. La base de datos que el proyecto ha construido y acumulado sobre las instituciones y sus residentes ha permitido campañas de vacunación rápidas y efectivas, que han dado resultados espectaculares para detener la enfermedad del coronavirus entre estas poblaciones. Los impactantes resultados del programa han recibido un amplio reconocimiento internacional, con autoridades sanitarias de numerosos países en todo el mundo que procuran aprender del programa Senior Shield”.

El Prof. Ron Dagan concluye que los resultados presentados en el estudio, demuestran una vez más, el rol vital de las vacunas y el uso de sistemas estructurados y eficaces para frenar las oleadas de morbilidad y mortalidad graves, en las poblaciones de riesgo.

shutterstock_196518893

¡Suscríbete al mejor boletín de noticias sobre Israel en español!

United with Israel publica historias como esta todos los días. Creemos que nuestro trabajo permite tener una visión más equilibrada de Israel. Con tanta parcialidad de los medios anti-Israelíes, necesitamos ser cada día más fuertes para poder hacer frente a tanta propaganda al servicio del terrorismo palestino. ¡SUSCRÍBETE!

Es tu momento.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para asegurarte de que estás obteniendo las mejores y más recientes historias de United with Israel. Juntos podemos hacer la diferencia y ganar la guerra de los medios.

HAZ CLIC AQUÍ PARA SUSCRIBIRTE A NUESTRO BOLETÍN GRATUITO

Donate to Israel

Related: