Attack on Joseph's Tomb in 2011. (Issam Rimawi/Flash90) (Photo: Issam Rimawi/Flash90)

Israelíes que vinieron a celebrar Janucá en Siquem estaban molestos por el vandalismo árabe, pero optaron por celebrar en lugar de dar a los terroristas una victoria.

Cientos de israelíes acuden a rezar en la Tumba de José.  (Foto: Yaakov Naumi / Flash90)

Cientos de israelíes acuden a rezar en la Tumba de José. (Foto: Yaakov Naumi / Flash90)

Algunos de los 1.500 israelíes que vinieron a celebrar Janucá y rezar en la Tumba de José en Siquem (Nablus) estaban consternados al encontrar la tumba de José profanada, llena de pintadas realizadas por los árabes. Después de no visitar el lugar durante más de un mes, los israelíes descubrieron que el sistema eléctrico se había dañado y la iluminación roto.

Por desgracia, la Tumba de José había sido atacada y destrozada muchas veces.

Los visitantes inmediatamente limpiaron el sitio y lo prepararon para los muchos otros que llegaron la noche del domingo.

Varios dignatarios y oficiales de las FDI asistieron al evento de encendido de velas de Janucá.

El jefe Adjunto del Consejo Regional de Samaria, Yossi Dagan, fue citado por Arutz 7 diciendo: “Hoy en día, la sexta noche de Janucá, descubrimos el vandalismo grave: rompieron las luces fluorescentes, destruyeron la luz eterna (tradicional) y de nuevo perjudicaron este lugar santo. Es particularmente doloroso ver esto en la fiesta de Janucá”.

“Sin embargo, nos hemos iluminado aquí, junto con el ejército israelí, los residentes de la localidad y las velas de Janucá en el techo de la Tumba de José”, dijo Dagan. “Estamos seguros de que a diferencia de nuestra entrada aquí en el día de hoy (bajo severas medidas de seguridad), en un tiempo tendremos el mérito de venir aquí abiertamente con una bandera de Israel en este sitio para siempre”.

Dagan agradeció a las FDI para asegurar la entrada de unos 20 autobuses en Siquem.

La tumba se encuentra en el corazón de Siquem, que tiene una rica historia y patrimonio judío bíblico.

La tumba se encuentra bajo control de la Autoridad Palestina y los israelíes pueden acceder sólo en ocasiones especiales, que requieren un apoyo masivo de las FDI. Cuando los israelíes no están allí, el sitio está supuestamente asegurada por la Autoridad Palestina, pero en realidad, como hemos visto, está expuesto al vandalismo.

En 2011, un sobrino de la ministra de Ciencia y Cultura, Limor Livnat, Ben-Joseph Livnat, fue asesinado por las fuerzas de seguridad palestina durante su visita a la Tumba de José y otros cuatro israelíes resultaron heridos. En su funeral, Limor Livnat declaró: “Fue asesinado simplemente por ser judío”. Los palestinos luego procedieron a profanar y quemar la Tumba de José y también atacaron a la procesión fúnebre de Ben Joseph Livnat con rocas.

En 2008, fueron arrojados en la Tumba de José neumáticos quemados, y en otros casos la Tumba de José ha sido destruida con esvásticas y otros graffitis antisemitas.

El 8 de octubre de 2000, las fuerzas de seguridad israelíes descubrieron el cuerpo acribillado de Hillel Lieberman, quien fue visto por última vez en dirección a la Tumba de José, después de escuchar que los palestinos estaban profanando el sitio. Los libros sagrados judíos fueron profanados y una bandera palestina se erigió sobre el sitio sagrado de los judíos. Los palestinos intentaron transformar la Tumba de José en una mezquita, pero no tuvieron éxito en este empeño.

En definitiva, este es un buen ejemplo de como tratan los palestinos y sus líderes los recintos sagrados de otras religiones. Que tomen buena nota algunos miembros de las Naciones Undias, Unión Europea etc etc.

Por: United with Israel