Mothers of the three kidnapped boys, from the right: Iris Yifrach, Bat Galim Shaar and Rachel Frankel at a meeting with Knesset members on Wednesday. (Photo: Hadas Parush/Flash90) Mothers of the three kidnapped boys, from the right: Iris Yifrach, Bat Galim Shaar and Rachel Frankel at a meeting with Knesset members on Wednesday. (Photo: Hadas Parush/Flash90)

Los israelíes de todo el espectro político están unidos en el apoyo a las familias de los niños secuestrados, pero existe una decepción enorme por la débil respuesta internacional.

niños secuestrados

Madre de adolescente secuestrado Eyal Yifrach (L) y la diputada Shuli Mualem en la Knesset el miércoles. (Foto de Hadas Parush/Flash90)

Una vez regresaron a Israel desde Ginebra, donde se reunieron con la ONU Consejo de Derechos Humanos, las madres de los tres secuestrados jóvenes Israel – Naftali Frankel, Gilad Sha’ar y Eyal Yifrach – fueron a la Knesset (parlamento israelí) el miércoles pasado para una reunión organizada por varios miembros del parlamento, donde asistieron representantes de todos los partidos políticos nacionales,l excepto los partidos árabes.

“He venido aquí como una madre que está preocupada y que no puede dormir en la noche”, dijo Iris Yifrach. “Me dirijo a vuestros corazones. Hago un llamamiento al gobierno para que mantenga la actuación y haga todo lo posible para traer a nuestros chicos de vuelta tan pronto como sea posible”.

A pesar de que se especuló con una detención en la búsqueda por el comienzo del mes de Ramadán y por la presión mundial, la intensa búsqueda continúa.

No es una tarea fácil. Los soldados de las FDI siguen buscando por toda la zona de los alrededores de Hebrón. El ministro de Economía Naftali Bennett , miembro del gabinete de seguridad, elogió a las madres por sus esfuerzos por reunir tanto apoyo internacional y y nacional con el fin de lograr llevar a sus casa, con la mayor seguridad y lo más rápido posible, a sus hijos.

niños secuestrados

Las madres de los tres niños secuestrados, de la derecha: Iris Yifrach, Bat Galim Shaar y Rachel Frankel en una reunión con miembros de la Knesset el pasado miércoles. (Foto: Hadas Parush/Flash90)

“El gobierno está golpeando a Hamas, a sus instituciones, a su dinero y a sus activistas”, dijo Bennett. También denunció la transferencia, por parte de la Autoridad Palestina, de los salarios a los terroristas en las cárceles israelíes y ha aplaudido la decisión del gabinete de seguridad para bloquear estos fondos.

En la página de Facebook Bennett, explica el sistema de pagar a los terroristas encarcelados, quienes – como él mismo señala – reciben entre 4.000-10.000 shekels mensuales en función de la duración de su pena de prisión; cuanto más larga sea la pena más alto es el salario. No sólo los que  están en prisión reciben el salario, explica Bennett, sino que una vez que salen de las cárceles continúan recibiendo dinero.

“El dinero proviene de diversos países europeos y otros que hacen la vista gorda y permiten que con su dinero la Autoridad Palestina financie los sueldos y pensiones de los terroristas”, afirma el ministro, añadiendo que él trabajará para “poner fin a este perverso fenómeno”.

Mientras tanto, se están realizando continuos esfuerzos para reclutar el apoyo internacional para el retorno seguro de los chicos.

niños secuestrados

Madres israelíes se reunieron para apoyar a los tres adolescentes secuestrados hace dos semanas cerca de Hebrón. (Foto: Flash90)

Los diputados Najman Shai y Ronen Hoffman, que representa a Israel en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en Estrasburgo, están coordinando los esfuerzos de rescate allí. Los miembros de la Asamblea, incluidos los representantes de Gran Bretaña, Polonia y Noruega, emitieron un comunicado el miércoles para pedir la liberación inmediata de los niños secuestrados e instaron a todos los gobiernos a trabajar en pro de este objetivo.

Mientras que el secretario de Estado de EE.UU. , John Kerry, emitió un comunicado diciendo que “Estados Unidos condena enérgicamente el secuestro de los tres adolescentes israelíes y pide su liberación inmediata”, hace escasos días, la primera dama Michelle Obama al parecer no ha respondido a la diputada israelí Aliza Levie,sobre si va a a ayudar a llevar a los chicos secuestrados a casa.  Tanto ella como su marido, el presidente de los EE.UU. han emitido a día de hoy ninguna declaración al respecto.

“Yo estoy hablándole a usted de mujer a mujer, de madre a madre”, dijo Lavie en su declaración grabada. Por favor, ayúdenos a traer a los chicos de vuelta a casa a Israel”.

Lo que es seguro y sabido en Israel es que, a pesar de que Michelle Obama no haya respondido, las madres de Eyal, Gilad, y Naftali continuarán haciendo todo lo posible para llamar la atención sobre la difícil situación de sus hijos.

Autor: Miriam Lock