A man blows a shofar on the Mount of Olives. (Photo: Yonatan Sindel/Flash90
) A man blows a shofar on the Mount of Olives. (Photo: Yonatan Sindel/Flash90
)

Hoy les presentamos el artículo de Rav Daniel Szlaifsztein, prominente Rabino de la Yeshiva Machon Meir de Jerusalem, que nos habla sobre los tres libros que se abren en Rosh Hashana, el Nuevo Año Judío.

Todos conocemos el midrash que dice: Tres libros se abren en Rosh Hashana, el de los justos, el de los malvados y el de los intermedios.

Los justos son inscritos y sellados en el libro de la vida en Rosh Hashana.

Los malvados son inscritos y sellados en el libro de la no vida en Rosh Hashana.

Los intermedios quedan esperando hasta Iom Kipur…

Según el midrash, los tres libros se abren frente a D-s, y somos juzgados según nuestras acciones, según nuestro pasado.

Les propongo ahora entender el midrash de otra forma, un poco más profunda.

Los tres libros que se abren son frente a la persona. Y nos dan la oportunidad de elegir en qué libro queremos ser inscritos, dónde queremos estar, cómo queremos que sean nuestras acciones a futuro… ¿Queremos cambiar? ¿Queremos mejorarnos? Los tres libros se abren frente a cada uno y uno de nosotros. Está en nosotros decidir cómo queremos que sea nuestro próximo año, dónde queremos ser inscritos, dónde se encuentra nuestro deseo, nuestra voluntad, en el dar, en el ayudar, en el amar o en todo lo contrario. Todo lo que debemos hacer es canalizar nuestra voluntad hacia el bien, hacer el bien a nuestro prójimo y hacer lo bueno a los ojos de D-s.

Quiera  D-s que seamos inscritos y sellados en el libro de la vida.

Shana Tova Umetuka!

Gmar Jatima Tova!

Rav Daniel Szlaifsztein