Related:

Hoy es un día de Halel y Hodaá, alabanzas y agradecimiento a HaShem por los milagros que llevaron al establecimiento del Estado de Israel en 1948.

En Yom HaAtzmaut yo normalmente escribiría sobre los increíbles logros de Medinat Israel, o sobre las profecías que se están cumpliendo, una por una en nuestra querida tierra. Pero ayer, Yom haZikarón, escuché por primera vez una historia muy especial, que no puedo evitar compartirla. Mi hijo David me llamó por teléfono y me preguntó: “Papá ¿sabes quien fue el soldado más joven del ejercito de Israel?”. Le respondí que no. Y entonces me dijo su nombre: Nissim Guini. Y desde que que comencé a leer sobre él, no pude parar….

Y hoy, en su honor, quisiera escribir su historia de Nissim, que es tan especial como desconocida.

LA GUERRA DE 1948
Yom haAtzmaut celebra la declaración de Independencia de Israel el 14 de Mayo de 1948. Pero esa declaración de independencia fue el principio de una dolorosa guerra que costó la vida al 1% de la población judía de Israel… Al día siguiente todos los ejércitos de los países árabes comenzaron a atacar a la población judía de Israel, que en ese entonces era más o menos de 650,000 almas.

La historia de Nissim tine que ver con el ataque de la poderosa Legión Jordana al barrio judío de la ciudad vieja de Yerushalayim, el Robá Yehudí.

Nissim Guini nació en Yerushalayim en 1938. Se estima que su nacimiento fue en Janucá, porque entre los Sefaradim se acostumbra a llamar “Nissim” a quien nace en esa festividad. Su padre, fue Ytsjaq Guini, un Yehudí observante de Esmirna, Turquía. Su madre era Miryam Waqnin, de Marruecos. Nissim tenía 2 hermanos, Natán y Meir, y una hermana, Jaya. Nissim estudiaba en el Talmud Torá de la ciudad vieja. Allí vivían 1600 Yehudim, en permanente estado de tensión con sus vecinos árabes. Los niños judíos sufrían el constante bullying de los niños árabes, pero se las arreglaban muy bien para defenderse.

EL ASEDIO A JERUSALEM
El mismo 14 de Mayo de 1948, cuando Nissim cursaba el 4 grado, con 9 años, comenzaron las hostilidades. La ciudad vieja quedó bloqueada y los 1600 habitantes judíos que vivían allí, quedaron totalmente aislados, con sólo 200 jóvenes soldados, con muy pocas municiones, defendiendo a la población. Los soldados resistieron todo lo que pudieron, pero muchos morían o eran capturados. El asedio recrudecía y cada vez quedaban menos combatientes judíos. Los civiles se sumaron a los esfuerzos de defender la ciudad. La situación de la familia Guini no era fácil. El padre, que tenía una panadería en Majané Yehudá, había quedado “atrapado” fuera de la ciudad vieja y no podia ingresar. La madre de Nissim, completamente ciega por una enfermedad que no pudo tratar, estaba sola a cargo de sus 4 hijos. Jaya, la hermana mayor, que tenia sólo 14 años, comenzó a servir como voluntaria en Baté Majasé, una enfermería improvisada donde atendían a los heridos.
Muchos niños, como Natán, el hermano mayor de Nissim que tenía 12 años, también se ofrecían como voluntarios. Los niños llevaban café o comida a los soldaos y ayudaban en todo lo que podían.

EL NIÑO MAS VALIENTE
Nissim, de 9 años, también se ofreció como voluntario. Seguramente por su destreza en el juego de las escondidas, Nissim conocía a la perfección todos los rincones, los atajos y los pasadizos secretos de la ciudad vieja. Nissim, aparte era muy hábil, despierto y especialmente valiente. Nissim comenzó a ayudar a los soldados llevando armas y municiones de uno a otro. Pero lo mas importante que hacia Nissim era escabullirse por la noche, sin que lo viera el enemigo, para informar a los solados judíos de los movimientos de las tropas jordanas. Cuentan los testigos que Nissim muchas veces corría bajo una lluvia de balas jordanas para cumplir con su misión. Nissim arriesgaba su vida acercándose a las posibles posiciones de los francotiradores jordanos para identificar e informar su presencia. Las tareas de inteligencia del pequeño Nissim resultaron absolutamente críticas para los valientes soldados judíos, y las acciones de este valiente niño, salvaron vidas. El 27 de Mayo de 1948, Nissim había ido a comer algo a su casa, pero antes que pudiera probar bocado, lo vinieron a buscar: “Tu reemplazo no llegó” le dijeron de parte de los soldados. “Te necesitamos en el puesto de observación”. Cuando Nissim se aprestaba a salir, su mamá, asustada por los disparos que cada vez se escuchaban más cerca, se opuso y dijo: “Déjenlo aquí, que afuera está muy peligroso”. Varios testigos recuerdan lo que Nissim le dijo a su mama en ese momento: ?מה את רוצה אמא, שאני אשב בבית ואחרים ימותו“ “¿Qué quieres mamá, que yo me quede en casa mientras los demás se mueren?”. Y Nissim se fue. Nissim llegó al puesto de observación, cerca de donde esta hoy la Yeshibá Porat Yosef, al lado del Kotel. En un momento fatídico, Nissim levantó su cabeza y un francotirador Jordano le disparó y lo hirió mortalmente. Nissim fue llevado a la enfermería de Baté Majasé. Allí, lo atendió su propia hermana, Jaya, quien trató desesperadamente de parar la sangre. Pero no tenían lo necesario para atender a Nissim, o hacerle una transfusión, y al otro día Nissim Guini murió.

LA CAIDA DE JERUSALEM
Ese mismo día, después de haber resistido heroicamente por 14 días, el Rab de la Ciudad Vieja de Yerushalayim, Ribbí Benzion Jazán, levantó la bandera blanca y la ciudad se rindió. Los Jordanos tomaron como 500 Yehudim prisioneros, y los demás fueron trasladados fuera de la ciudad. El cuerpo de Nissim, junto al de otros 7 soldados fallecidos, quedó en la enfermería de Baté Majasé.

EL ENTIERRO DE NISSIM
En Junio de 1967, con la ayuda de HaShem y Sus multiples e increíbles milagros, el Ejercito de Israel conquistó Yerushalayim. Un ciudadano árabe de edad avanzada pidió hablar con el oficial de mayor rango. El anciano árabe llevó al oficial a un rincón de la ciudad y le dije: “Aquí están enterrados los cuerpos de algunos judíos. Yo mismo los enterré en 1948. Los jordanos querían quemar los cuerpos, pero yo no los dejé”. El ejercito desenterró los cuerpos, pero no se pudo identificar a los combatientes. Con excepción de uno: Nissim Guini, porque todavía tenía sus dientes de leche….

Los restos de Nissim fueron llevados por orden del Rab Shelomó Goren al cementerio del Monte de los Olivos, Har haZetim,
Después de unos años, el Ejercito de Israel reconoció a Nissim Guini como el soldado caído mas joven que ha servido en el Ejercito de Defensa de Israel, y en el cementerio militar Har Hertzel, se erigió una placa en su memoria.

Ver aquí, Sitio Web oficial de Tzahal

Sobre Nissim y Abraham Abinu, yo diría lo que Ribbí Tarfón dijo sobre Ribbí Aquibá y Abraham Abinu: אשריך אברהם אבינו שיצא עקיבא מחלציך “Bienaventurado eres, nuestro patriarca Abraham, que alguien como Ribbí Aquibá ha salido de tus entrañas” .

La historia de Nissim—lo sé muy bien porque la he leído y la he escrito con lágrimas en mis ojos— es muy triste… y parece incompatible con el sentimiento de alabanza y gratitud a HaShem que sentimos en Yom haAtzmaut. Pero creo que la corta vida del pequeño Nissim, su increíble sacrifico y valentía para ayudar a sus hermanos y defender, nada menos que JERUSALEM, es un gran motivo de orgullo e inspiración, que por lo menos en lo personal, le da más significado y relevancia a este Yom haAtzmaut.

Por: Rabino Yosef Bitton, colaborador de Unidos con Israel