Israelis dance in Unity. (Photo: Danielle Shitrit/Flash90) Israelis dance in Unity. (Photo: Danielle Shitrit/Flash90)

¿Quién practica el apartheid si no los árabes que, por ejemplo, permiten que todos los visitantes del Monte del Templo beban de la fuente de agua allí, excepto los judíos?

Por Yisrael Medad, JNS.org

En hebreo el término Hasbará se utiliza como «Explicación». Hasbará es la defensa de la causa de Israel.

Si bien la campaña de información pro-sionista realmente comenzó de manera profesional en 1946, los esfuerzos 30 y 40 años antes, mediante el único instrumento de los medios de comunicación, fueron promovidos, como en el caso de Ze. ‘ev Jabotinsky , periodista y propagandista (antes de que el término asumiera su connotación negativa) en nombre del sionismo y, específicamente, de la campaña en nombre de la Legión Judía.

Por otro lado, estaban Vincent Sheean de The New York World ( ver páginas 101-102 ) y  Joseph Levy de The New York Times,  quienes utilizaron su actividad periodística  para presionar al lado árabe. Hoy en día, la situación es exponencialmente diferente. Hay cientos de periodistas de medios de generación más jóvenes, e incluyo editores y productores, así como cámaras, que simplemente no conocen la historia, y fruto de su visión liberal del mundo se prestan a la «causa palestina».

Aquí hay un ejemplo de  Yousef Munayyer, tuiteando  sobre lo que él considera que es el origen del último incidente en Gaza:

«No se puede negar los derechos de las personas, negarles un estado y negarles los medios para crearlo, y luego quejarse de que se están defendiendo como actores no estatales con medios rudimentarios».

Respondí:

«¿Quién niega a quién «ser un estado»? Hamas le niega a los judíos todos los derechos de identidad nacional. Niega el estado. Niega el reasentamiento. Niega la inmigración. Desde 1917 (y antes, en realidad. Véase Mufti y Arafat también)».

Presentando una contra-narrativa

Lo que traté de hacer no es solo contrarrestar sus «hechos», sino presentar una contra-narrativa. El mandato de los árabes de Palestina no solo rechazó todos los compromisos y planes diplomáticos o políticos desde la eliminación de Transjordania del territorio del mandato, el Consejo Legislativo Árabe (dos veces), el esquema de partición de 1937 y el de 1947, sino todos los demás planes posteriores a 1948. También, el de la autonomía o de cualquier forma de estado.

Pero no basta con corregir los hechos. La narrativa árabe necesita ser representada como hueca. Para muchos judíos y activistas a favor de Israel, dar un paso más allá de hasbara es, en mi experiencia, demasiado. Es «extremo» o «no está bien». O es «too much«.

Lo siento, pero las palabras se han convertido en instrumentos y herramientas en la lucha por la verdad, la moral y, sí, la cordura.

¿Qué hace el otro lado? Tome este ejemplo que atrapé  en EOZ . Mustafa Youssef Alddawi,  escribiendo en el jordano Al-Madaneh  el 12 de noviembre, simplemente te quita el aliento:

«No hay duda de que Palestina fue la mayor víctima de la Primera Guerra Mundial, la más vulnerable a los daños y perjuicios, que afligió a su tierra y a su gente, privada de sus santidades y herencia, profanó su historia y sin plan de futuro…».

Alddawi nació en Gaza con un doctorado en ciencias políticas. También fue encarcelado nueve veces y, finalmente, deportado en 1991. Pero su mensaje, al igual que el de describir a Gaza como un «campo de concentración», llega. No sé exactamente por qué lo hace, pero sí sé que hay una necesidad de una contra-narrativa, y debe expresarse en frases y memes claramente definidos y no necesariamente en parámetros de conversación hasta ahora aceptables.

Volvamos a Munayyer arriba. Aquí está  la respuesta de Einat Wilf :

«Las únicas personas que les niegan a los palestinos tener un estado son los mismos palestinos. Al rechazar repetidamente las propuestas para un estado árabe palestino (1947, 1967, 2000, 2008) en una PARTE de la tierra mientras luchaban  en contra de la soberanía judía por TODA la tierra o NADA, al final se quedaron sin NADA».

¿Por qué empezar en 1947?

Pero, ¿por qué empezar en 1947? Rechazaron  las propuestas de la Conferencia de Santiago,  que fueron la base del Libro Blanco de 1939. El  plan de partición Peel de 1937 . El  Consejo Legislativo de 1922 . El truncamiento de Churchill en 1921 del territorio  de la Casa Nacional Judía en la histórica Palestina. Ningún compromiso era aceptable. Siempre. La paz no es una meta. Esa es la narrativa.

Hamas es antisemita . Su «lucha [es] contra los judíos», y «aspira a la realización de la promesa de Allah [de] que los musulmanes maten a los judíos», mientras que los judíos se dedican al «trato nazi» de los árabes. El objeto de Hamas no es un estado sino el asesinato de judíos. Esa es la narrativa.

¿Quién practica el apartheid si no los árabes que, por ejemplo, permiten que todos los visitantes del Monte del Templo beban de la fuente de agua allí, excepto los judíos? Los judíos tienen prohibido por la Autoridad Palestina comprar propiedades en Judea y Samaria (y Jordania). ¿No es eso el apartheid, considerando que los árabes son propietarios y residen en Israel? Por otro lado, no existen «carreteras de apartheid» , como se dice, en Judea y Samaria, ya que todos los que los conducen saben que verán las matriculas de la Autoridad Palestina en quizás el 60% de los vehículos.

Una contra-narrativa también está planteando la pregunta de si los árabes de lo que conocemos como Palestina en realidad se consideran a sí mismos como «palestinos» o como sirios del sur. Si nuestra identidad nacional judía es cuestionada, y desafortunadamente más por los judíos que por los árabes, ¿su estatus también es un problema legítimo? ¿No son ellos mismos los ocupantes que salen de Arabia a principios del siglo séptimo? ¿Alguna vez establecieron alguna institución política como hijos nativos de esta tierra?

Los críticos de Israel implican que Israel es un estado menos que democrático. ¿Cuándo fueron las últimas elecciones en la Autoridad Palestina? ¿Son sus residentes o, más concretamente, el liderazgo de ese organismo capaz o han demostrado su capacidad para mantener un régimen democrático?

Las contra-narrativas no explican las propias posiciones, pero resaltan las fallas, las limitaciones y las insuficiencias del otro lado. Es un ataque, no una defensa.

Ya va siendo hora de que el sionismo pase a la ofensiva.

Yisrael Medad es un periodista y comentarista israelí nacido en Estados Unidos.

Keep Israeli Soldiers Warm this Winter - Send Care Packages!

We are honored to thank the young men and women of the IDF who risk their lives every day to defend the citizens of Israel.

Join us in sending winter care packages and personal notes of support to Israeli soldiers who are out in the cold all day.

Warm up a soldier's heart with essential winter wear including fleece jackets. Keep an entire unit warm by ordering 10 packages... The soldiers truly appreciate your love and concern!

Click Here to Send Your Gift and Personal Note to Israeli Soldiers

Donate to Israel