Protesters carry a Palestinian flag during a demonstration in Italy. (AP/Alberto Pellaschiar) (AP/Alberto Pellaschiar)
Europe Anti-Israel Boycott

Diplomáticos israelíes están luchando para posponer o cancelar un movimiento de la UE que será financiera y diplomáticamente perjudicial para Israel.

Mogherini Abbas

Ministro de Relaciones Exteriores de la UE Mogherini con la Abbas. (AP / Majdi Mohammed)

Israel ha puesto en marcha intensos esfuerzos diplomáticos para tratar de detener, o al menos posponer, el plan de la Unión Europea (UE) para etiquetar productos que se originan en Judea y Samaria, Jerusalem Este y los Altos del Golán, dijeron tres funcionarios a un periódico israelí.

Los tres funcionarios, que pidieron no ser identificados debido a la sensibilidad diplomática, estaban liderando los esfuerzos a través de las embajadas israelíes en Europa y especialmente a través de su misión de la UE en Bruselas. De acuerdo con los funcionarios que hablaron con Haaretz, el etiquetado de los productos ha sido el tema principal en la agenda del Ministerio de Relaciones Exteriores en las últimas semanas.

Diplomáticos israelíes temen que el etiquetado será sometido a votación por la Unión Europea e implementado en las próximas semanas.

Durante las últimas dos semanas, el embajador de Israel ante la UE, David Walzer, y su adjunto, Ronen Gil-O, han estado en contacto con los 28 comisarios europeos, Haaretz informa, argumentando que el «momento actual no es adecuado para una decisión de este tipo».

El Ministerio de Relaciones Exteriores espera que al menos se posponga la decisión, aunque parece que en este momento su implantación final es imparable.

Un alto funcionario israelí dijo a Haaretz que durante las conversaciones con funcionarios de la UE, se dejó claro que la única manera de retrasar una decisión sobre el etiquetado de los productos sería renovar el proceso de paz con los palestinos, que no es una opción en este momento.

Daño Económico y Diplomático

Israel teme el daño económico y diplomático de la etiqueta del producto. Económicamente, los productos fabricados en Judea y Samaria constituyen sólo una pequeña fracción de las exportaciones de Israel a Europa. Sin embargo, se teme que muchas cadenas de supermercados europeos tendrán dificultades para diferenciar entre los orígenes de los productos y por lo tanto se prefiera evitar la venta de productos israelíes por completo.

En el plano diplomático, existe la preocupación sobre otro duro golpe al estado de Israel en Europa y el aumento de la presión internacional, explica Haaretz.

Israel también teme que el etiquetado con el tiempo se convertirá en una prohibición total de los productos de Judea y Samaria.

Por: United with Israel

Donate to Israel