Ayatollah Ali Khamenei

Y el ejemplo más extremo es el del régimen de los Ayatollas en la República Islámica de Irán, el único caso del mundo en el que un país llama a eliminar de la faz de la tierra a otro miembro de la comunidad internacional.

Nuestros firmes aliados, como EE.UU o Reino Unido, deben estar preocupados, y también otros miembros de la UE, con el blanqueamiento tan descarado y atroz que Borrell está llevando a cabo.

“Este campo entiende el significado de luchar por la supervivencia, por la vida, por el futuro”, dijo Netanyahu. “El Estado de Israel es un ancla de estabilidad en estas aguas turbulentas. Los desafíos que enfrentamos no nos encogen, sino todo lo contrario”.

Todo esto provoca mucha ira. Pero también repugna la hipocresía. En su discurso, el jefe de Hizbala contó que dijo recientemente a Soleimani que su rostro aparecía en los diarios norteamericanos y que lo iban a asesinar.