Gracias a mi experiencia personal, puedo ratificar que la gente está de acuerdo en que la alienación social es la raíz del problema en nuestro mundo occidental. Pero también puedo dar testimonio de la indecisión que sentimos la mayoría de nosotros a la hora de actuar. Creo que hemos esperado mucho tiempo. Solo espero que no haya sido demasiado.