Las limitaciones de la realidad ciertamente los obligan a hacer cambios y a adaptarse a las circunstancias, pero eso no es lo mismo que abandonar su visión imperialista.

Pero a medida que esa guerra llega a su fin está emergiendo rápidamente un nuevo desafío existencial junto a las fronteras norte y sur del país: un eje terrorista-militar liderado por Irán y que incluye a Siria, Hezbolá, Hamás y la Yihad Islámica

Pasados ocho años de la conmoción que supuso la Primavera Árabe, el Gobierno de Hamás en Gaza entiende que la potencial amenaza se podría materializar a medida que crece la indignación popular.