El atentado en la calle Dizengoff en Tel Aviv es el cuarto en una serie de ataques que se han sucedido desde el comienzo de la actual escalada.