Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu

En lo que fue un discurso para la historia, el primer ministro israelí Netanyahu castigó a la ONU con un silencio atronador, una mirada sombría y un grito ensordecedor de absoluto silencio que dejó helada a la Sala de la ONU.