En el centro de la "Plaza Avner Shalev, Yad Vashem, Jerusalem", se colocó un monumento de siete metros de altura, una lámpara de seis brazos, símbolo de Yad Vashem ( (Torremolinos TV)

El Ayuntamiento de Torremolinos inauguró el pasado 5 de julio una glorieta con el nombre de Avner Shalev, ex Presidente del Directorio de Yad Vashem, en memoria de las víctimas del Holocausto nazi.

Por Jacob Israel, Director de Unidos con Israel

El antisemitismo está aumentando a un ritmo alarmante a medida que las amenazas verbales y físicas contra los judíos se salen de control en las comunidades judías de todo el mundo.

Son contados los días en el año donde no informamos sobre distintos actos antisemitas. El último ayer, una pintada antisemita en el autobús escolar en Williamsburg, New York. Anteayer la noticia de Ben&Jerry´s que nos dejó helados.

Pero no todos son malas noticias. Siempre hay faros de luz que iluminan la humanidad y que cumplen el deber moral primordial de luchar contra el antisemitismo y por la perseverancia en el mantenimiento de la memoria de las víctimas del Holocausto.

El Ayuntamiento de Torremolinos inauguró el pasado 5 de julio una glorieta con el nombre de Avner Shalev, ex Presidente del Directorio de Yad Vashem, en memoria de las víctimas del Holocausto nazi.

La inauguración de una glorieta con el nombre de Avner Shalev, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, tuvo como principal objetivo, rendir un homenaje en memoria de las víctimas del Holocausto nazi.

En el centro de la «Plaza Avner Shalev, Yad Vashem, Jerusalem», se colocó un monumento de siete metros de altura, una lámpara de seis brazos, símbolo de Yad Vashem.

Un monumento único en España que reconoce la importante labor del general Avner Shalev como presidente del Museo Yad Vashem Israel. Esta nueva glorieta está localizada en la calle Violeta Friedman, superviviente del campo de exterminio nazi de Auschwitz que vivió en España, y a la que Torremolinos le dedicó una calle como homenaje a su lucha y coraje.

En la inauguración Avner Shalev dijo: «Agradezco al municipio de Torremolinos y veo este reconocimiento como un fortalecimiento del trabajo de Yad Vashem, un testimonio de la importancia internacional del recuerdo del Holocausto hoy y para las generaciones futuras».

El Alcalde de Torremolinos, José Ortiz García dijo: “Gracias a Avner Shalev Torremolinos es hoy más rico en historia, cultura y memoria. No sólo por la donación de materiales educativos, sino también por este monumento que servirá de conciencia y recuerdo perpetuo en nuestra ciudad. Torremolinos sigue avanzando como lugar de convivencia y libertad”.

Detrás de Avner y Shalev y de José Ortiz, dos personas se volcaron para hacer realidad este acto: Perla Hazan Directora para Latinoamérica, España, Portugal y Miami, una persona que lleva dedicando dos décadas a la memoria y recuerdo de las víctimas del Holocausto, y David Obadia, Concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Torremolinos, y miembro muy activo de la Federación de Comunidades Judías de España.

El Presidente de Yad Vashem España, Sam Bengio dedicó unas bonitas palabras para Avner Shalev, que según él “transformó el centro Yad Vashem en un centro para el recuerdo y para la recuperación de la memoria y de las víctimas sin tumbas ni urnas, y en un centro mundial para la educación e investigación”.

Los cuatro, y todos los asistentes a este histórico acto, demostraron que el recuerdo de las víctimas del Holocausto es fundamental, y que no solo se limita a 280 caracteres, una vez al año en Twitter. Sino que es un ejercicio mucho más profundo, meditado y trabajado.

Como bien dijo el Rey de España, D. Felipe VI durante su emotivo discurso durante el 5º Foro Mundial del Holocausto celebrado en Jerusalem, “Con un pasado judío precioso, rico y complejo y una comunidad judía vibrante, España decidió crear un marco sólido de reglas e iniciativas para luchar implacablemente contra el antisemitismo y todas las formas de xenofobia y racismo”.

Gracias Torremolinos, gracias Yad Vashem por esta iniciativa que aporta luz a la ciudad.

Gracias Torremolinos, gracias Yad Vashem, porque 78 años después del levantamiento del gueto de Varsovia, habéis asumido la responsabilidad de alzar la voz y decir: «¡Memoria. Memoria y Memoria!».

Gracias Torremolinos, gracias Yad Vashem por decirle a todo el mundo que, en palabras de José Ortiz, “tenemos que recordar. Recordar para no olvidar. Recordar para que esa memoria impida repetir esta parte tan cruel y triste de la historia”.

Gracias.