Hamas fires rockets at Israel. (IDF/Twitter)
Rocek Gaza

Los residentes del Sur de Israel vuelven a pasar la noche (entre el miércoles y el jueves) en espacios protegidos.

Más de 150 cohetes han sido disparados contra el territorio israelí en las últimas 6 horas…. Y son pocos los que creen que esto va a parar de inmediato. Dos cohetes explotaron en Sderot justo antes de la una de la madrugada, uno en el área de la fábrica y el otro en la entrada de la casa. No hubo víctimas, pero sí se produjeron daños materiales. Aproximadamente a las 3:00 AM, un cohete explotó en una playa en Ashkelon. En torno a las 2:00 AM explotó un cohete en Netivot, situado a 20 kilometros de la Franja de Gaza, lo que supone una escalada, ya que desde hace 4 años Hamas no se atrevió a lanzar cohetes de medio-largo alcance.

A media noche, el primer ministro Benjamin Netanyahu y el ministro de Defensa Avigdor Liberman se reunieron con altos funcionarios de las FDI y otros servicios de seguridad en la sede militar de Tel Aviv para discutir la situación y decidir un curso de acción.

Hamas se atribuyó la responsabilidad de los ataques tras la muerte de sus terroristas  en un ataque israelí el día anterior. Recordemos, un ataque que se produjo como respuesta a unos disparos contra los soldados de Israel, que provenía de esos mismos terroristas abatidos inmediatamente después.

“En respuesta a la agresión de Israel, la resistencia palestina ha lanzado una gran cantidad de cohetes en las últimas horas contra el enemigo”, dijo una declaración del grupo. “Hubo una promesa [de responder] y ahora la hemos cumplido”.

Como respuesta al lanzamiento de los más de 150 cohetes (por ahora) la Fuerza Aérea de Israel atacó esta noche decenas de objetivos terroristas en Gaza, incluyendo una planta para la producción de materiales para la construcción de túneles, un túnel submarino en la costa, así como varias fábricas para la fabricación de armas y cohetes, y un complejo militar que sirve como almacén logístico central.

Mientras escribimos estas líneas las alarmas siguen sonando en el Sur de Israel.

Seguiremos informando. Esperamos silencio. Pero si no lo hay, para los terroristas tampoco lo habrá.

Unidos con Israel

Donate to Israel