Former Canadian PM Stephen Harper (C) with UWI founder Michael Gerbitz and his wife Bonnie. (Courtesy (Courtesy)
harper_gerbitz_Israel_law_conference

El fundador de UWI, Michael Gerbitz, se reunió con ex líderes mundiales que admiten en público su orgullo por el pueblo judío y el Estado de Israel.

Por Unidos con Israel

No es frecuente que escuchemos a líderes mundiales alabar al Estado de Israel, pero eso es exactamente lo que sucedió la semana pasada en una cumbre en Jerusalem, organizada por el Centro de Derecho Shurat HaDin-Israel.

En la conferencia el fundador de United with Israel, Michael Gerbitz, conversó abiertamente con los ex Primeros Ministros de Australia, Stephen Harper, y Tony Abbott.

«Nunca tengas miedo de estar orgulloso de Israel», dijo Harper durante su discurso de apertura en la conferencia.

«Este país se construyó a partir de prácticamente nada para convertirse en uno de los países más exitosos del mundo … uno de los países más notables que se haya creado», dijo el ex líder de Canadá, quien se desempeñó como Primer Ministro de 2006 a 2015.

La conferencia de dos días se centró en cómo se puede usar el derecho internacional para combatir las batallas de Israel y detener el terrorismo islámico, con un énfasis especial en la guerra cibernética y la incitación a la violencia a través de las redes sociales. Líderes militares, académicos, políticos y expertos en derecho participaron, entre ellos el ex senador estadounidense Joseph Lieberman y los abogados de renombre mundial Alan Dershowitz, Ben Brafman e Irwin Cotler.

Harper reveló que su fuerte apoyo al Estado judío no se basaba en las afirmaciones bíblicas o históricas de Israel sobre la tierra, sino en realidades prácticas. Como faro de la democracia y los valores occidentales compartidos en la parte más peligrosa del mundo, Israel está en la línea del frente en la batalla contra el terrorismo islámico, que amenaza la trama misma de la sociedad occidental.

Si bien muchos países están avanzando hacia mejores relaciones con Israel, las naciones de Europa occidental no lo están, agregó.

Además elogió el apoyo inquebrantable del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a Israel. Harper predijo que si su Partido Conservador regresa al poder en las próximas elecciones de Canadá, el gobierno seguirá la iniciativa de Trump de trasladar la embajada de Canadá a Jerusalem.

Gerbitz le dijo a Harper que United with Israel cuenta con más de 7 millones de partidarios de Israel en más de 170 países de todo el mundo.

«Es un placer estar junto a un ex líder mundial que se une con orgullo a Israel», le dijo Gerbitz a Harper, dándole las gracias por ser «uno de los mejores amigos que Israel ha tenido».

Al igual que Harper, el ex primer ministro australiano Tony Abbott, quien se desempeñó como líder de Australia desde 2013 hasta 2015, fue un líder mundial extraordinariamente pro israelí. Abbott ha sido descrito como un «amigo apasionado de Israel» desde que visitó a Israel de joven, mucho antes de convertirse en primer ministro.

Él también apoya el traslado de la embajada de Australia a Jerusalem y predijo que ocurrirá en 2020.

Abbott le dijo a Gerbitz que los judíos australianos han tenido un gran impacto positivo en su país, mucho más allá de lo que se podría esperar de un segmento tan pequeño de la población. «Hay aproximadamente 100,000 judíos de una población de 20 millones», dijo Abbott, «pero sus contribuciones han sido enormes».

«Sin embargo, no todos lo aceptan», dijo Abbott, reconociendo la naturaleza antisemita de aquellos que desprecian a la comunidad judía.

Gerbitz respondió que hay dos formas de reaccionar ante el éxito del pueblo judío y del Estado de Israel. «Una forma también apreciarla, y la otra es volverse celoso y odiarla», dijo.

La razón por la que gran parte del mundo se opone a Israel es «un ejemplo de antisemitismo clásico, que ha estado ocurriendo durante miles de años», dijo Gerbitz a Abbott.

«Y es exactamente por eso que es un honor estar aquí con Stephen Harper y con usted. Dos líderes mundiales que nunca temieron estar orgullosos del pueblo judío y del Estado de Israel».

«Ahora todo lo que necesitamos son otros 170 líderes mundiales como ustedes», dijo Gerbitz a ambos líderes

Donate to Israel