Un oficial de la Policía de Fronteras fue atacado con saña la noche del viernes en la ciudad de Nahariya, cuando regresaba a casa tras varios días de servicio en Jerusalem. 

El ataque fue perpetrado por un terrorista de 16 años de edad, quien afirmó que estaba actuando en defensa propia después de una discusión que estalló entre él y el soldado.

Como se puede ver claramente en las imágenes, el terrorista descaradamente miente. El ataque fue deliberado y motivado nada más que por odio.

El soldado fue apuñalado varias veces antes de luchar con el terrorista que logró liberarse e infligir más daño antes de huir de la escena.

El terrorista, ya ha sido detenido y el oficial fue hospitalizado con heridas moderadas.

Donate to Israel