El Estado de Israel ha luchado nueve guerras y muchas batallas en el medio. Casi 25.000 israelíes han muerto por la lucha por la supervivencia del Estado judío. 4.000 de los caídos fueron asesinados por palestinos.

Cada familia israelí, con una madre, padre, hermana, hermano, hijo o hija en el IDF, teme el mero hecho de que alguien golpeé la puerta.

Nadie puede sentir más dolor por aquellos que han muerto para que pudiéramos vivir y prosperar en nuestra patria histórica, que las familias de los fallecidos.

Los que no han estado en esa situación no pueden comprender lo que se siente al recibir un golpe en la puerta, abrirla y ver a dos oficiales que te comunican que la persona a que más amabas ya no  está viva.

Es imposible imaginar el dolor y el sufrimiento de miles de israelíes que han tenido que soportar este dolor simplemente porque queremos que dejen en paz después de tantos siglos de persecución.

No se pierda este homenaje a los que se han ido y no volverán.






Donate to Israel