Ahed Tamimi, una joven activista palestina conocida por difundir propaganda anti-Israel a través de producciones de «Pallywood», fue arrestada hace un año por abusar físicamente de soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel, que se abstuvieron de responder al asalto.

Las adolescentes grabaron los hechos con el objetivo de demostrar al mundo que los soldados israelíes son bestias. El problema con el que se encontraron: Que los soldados no son bestias. Y quedó muy claro en el vídeo que ellas mismas grabaron. La reacción de los soldados iluminó al mundo, e incluso recibió bendiciones de periodistas y políticos árabes.

Vamos, el ridículo de estas chicas fue espantoso. Las adolescentes gritaron, patearon y empujaron a los soldados e incluso les dieron una bofetada en la cara. Los soldados ni se inmutaron.

Una de las chicas era Ahed Tamimi, de 17 años, cuya familia es conocida por difundir mentiras sobre Israel y crear actuaciones de «Pallywood».

Pallywood, una mezcla de las palabras «palestino» y «Hollywood», es un término usado para describir la manipulación de los medios, la distorsión o el fraude diseñados para ganar la guerra de relaciones públicas contra Israel.

El cuento de estas chicas no acabó bien. No solo porque no lograron su objetivo, sino porque durante la noche fueron detenidas por los soldados por alteración del orden público. Un mal día lo tiene cualquiera.

Y nosotros, desde Unidos con Israel nos alegramos que este haya sido el final.






Donate to Israel