Mark Halawa tiene una historia extraordinaria que contar. No te lo vas a creer. Esta historia no es típica para un hombre que creció en Kuwait.

Su abuela materna, una mujer judía que creció en Israel, se casó con un soldado palestino de la Legión Jordana estacionadas en Jerusalem. Se trasladaron a Kuwait, donde Mark creció.

Se le enseñó a odiar los judíos, ya que eran la «fuente de todos los males; descendientes de monos y cerdos», hasta que comenzó a investigar sus raíces y descubrió que él mismo, era parte de esa supuesta «fuente de todos los males».

Desde que hizo ese descubrimiento, Mark ha estado en una misión para educar a la gente en el mundo árabe de Israel.

¡No te pierdas este increíble vídeo de un joven que revela la verdad sobre Israel y sobre el conflicto árabe-israelí!






Donate to Israel