Hace sólo dos meses, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, le dijo a Donald Trump: «Señor Presidente, le aseguro que estamos criando a nuestros hijos y a nuestros nietos en una cultura de paz».

En un video publicado 24 horas más tarde, Benjamin Netanyahu simplemente respondió: «Por desgracia, no es cierto».

¿Por qué nuestro primer ministro no se fia? ¿Igual, por el hecho de que «Dr.» Abbas escribió una tesis que negaba el Holocausto? ¿O tal vez fue su liderazgo tanto del movimiento terrorista Fatah como de su organización paraguas, la OLP? ¿O tal vez por su papel en el financiamiento de la masacre de los Juegos Olímpicos de Munich de 1972, que él llamó en 2016 como «una de las acciones más importantes de la historia moderna»?

Fuera lo que fuera, Netanyahu tenía razón. Aquí está la prueba más reciente: este vídeo. Los medios oficiales de Abbas emitieron vergonzosas alabanzas a los asesinos infantiles como ejemplos para que los compañeros palestinos los sigan.

Donate to Israel