Después de su largamente esperada llegada a Israel, los miembros de una “tribu perdida” de Asia conocida como “Bnei Menashe” recorrieron y rezaron en algunos de los lugares más sagrados del judaísmo.

La tribu judía de Menashe fue exiliada de Israel hace 2.700 años. Ahora, los miembros de una tribu de Asia que creen que son descendientes de Menashe han regresado a Israel.

Dos meses y medio después de su largamente esperada llegada a Israel, los miembros de esta tribu “Bnei Menashe” comenzaron la gira final de su herencia. A partir de la medianoche en la Tumba de José, la tribu visitó la tumba del padre de su antepasado bíblico Menashe, en el corazón de Samaria, luego llegaron a Belén a la Tumba de Raquel, la madre de José.

Finalmente, llegaron a Jerusalem para un emotivo servicio de oración a primera hora de la mañana en el Muro de los Lamentos, el lugar más sagrado del judaísmo.

Este vídeo fue tomado durante estas oraciones de la mañana.




No more meaningful prayer…

It was a long night for the Bnei Menashe… Two and a half months after their long-awaited arrival in Israel, they went on the penultimate tour of their heritage. Starting at midnight at the Tomb of Joseph, the father of their biblical ancestor Menashe, in the heart of Samaria; then on to Bethlehem to the Tomb of Rachel, the mother of Joseph. Finally, to the Western Wall for an emotional, early-morning prayer service at the Western Wall in Jerusalem, the holiest place where Jews can pray.This moving video was taken on the men’s side during services at the Western Wall.

Posted by Shavei Israel on Tuesday, January 30, 2018



 

Donate to Israel