La UNESCO continúa su campaña de casi dos años con el único fin de querer borrar la historia judía.

En el último año y medio, los estados miembros de la UNESCO han votado una y otra vez en pro de borrar la historia y de negar la conexión del pueblo judío con los lugares más sagrados de Israel, incluyendo el Muro Occidental donde estaban los dos templos judíos.

Este viernes, los miembros del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO votaron dos resoluciones sobre sitios adicionales israelíes, incluido el segundo sitio más sagrado de la fe judía, la Cueva de los Patriarcas de Hebrón.

Una campaña palestina ha llevado a la UNESCO a presentar una «resolución de emergencia» a su Comité del Patrimonio Mundial afirmando que Israel está causando daños «irreversibles» no a la Cueva de los Patriarcas, sino a la «Mezquita Ibrahimi», lugar donde descansan Abraham y Sara, Isaac y Rebeca, y Jacob y Lea, los patriarcas y matriarcas de la nación judía.

Abraham compró la cueva en Hebrón en una historia registrada en la Biblia, carca de 25 siglos antes de la construcción de la primera mezquita.

Observen cómo se desarrolla la falsa historia de la ONU.






Donate to Israel