A pocos minutos de la carretera que une Jerusalem con el Mar Muerto, el Monasterio de San Jorge surge en medio de un espectacular desierto bíblico, donde los monjes cristianos mantienen su antiguo modo de vida.

Fuente: Eyal Asaf

Donate to Israel